La Guía    

LO NUESTRO

El Bass Day Bolivia se viene con todo

* El Bass Day Bolivia será establecido este jueves 21 de marzo en el Teatro Municipal con un concierto a cargo del músico brasileño Michael Pipoquinha y el trío nacional Frecuencias Bajas, además de otros destacados bajistas nacionales.



Se viene con todo el Bass Day Bolivia, el evento más importante de los sonidos graves.

“Bass Day Bolivia es una propuesta innovadora en nuestro país, su propósito es fortalecer e incentivar a bajistas actuales y a futuras generaciones de músicos, en especial de intérpretes del bajo, a través de talleres dinámicos y conciertos de calidad. El bajo eléctrico es un instrumento fundamental para la creación de música de diferentes géneros y requiere un estudio serio y sostenido”, afirmó Bladimir Morales, organizador del encuentro.

El Bass Day Bolivia será establecido este jueves 21 de marzo en el Teatro Municipal “Alberto Saavedra Pérez”, con un concierto magistral a cargo de Michael Pipoquinha de Brasil, destacado músico- bajista, genio desde sus 10 años de edad, quien toca en grandes escenarios desde sus 11 años. Ya en su adolescencia logró ser partícipe de proyectos internacionales de gran renombre. “Ahora con 22 años viene a deleitarnos con un show de primera. Será una enorme emoción tener a Michael Pipoquinha en Bolivia este 21 de marzo”, destacó el organizador.

Junto a este sobresaliente músico brasileño, también se presentará Frecuencias Bajas de Bolivia, primer proyecto nacional en fusionar tres bajos, quienes interpretarán temas propios y arreglos de su primer disco llamado “Bajos Mundos”. Ellos son tres bajistas referentes en el país: Raúl Flores, Bladimir Morales y Christian Laguna.

“Al final se va a hacer un jazz session con todos los más destacados bajistas en el concierto”, anunció Morales.

Este gran evento también incluirá la realización de talleres gratuitos desde el miércoles 20 hasta el viernes 22 marzo en el auditorio de la Universidad San Francisco de Asís.

Además se tendrá un espacio destinado a la demostración de equipos, bajos y accesorios el 21 de marzo, a horas 15:30, en el salón de honor del Teatro Municipal “Alberto Saavedra Pérez”, con ingreso gratuito, donde se darán cita los más destacados bajistas de nuestro medio y las mejores marcas de música internacionales, como Warwick, Aguilar, Fender, MTD, Sorceaudio, Tec amp, EBS, Gruv gear y más.

Vladimir Pérez de Octavia, Conejo Arce de Rabeat, Peque Gutiérrez, bajista del Grillo Villegas y Edwin Mendoza de la agrupación Kala Marka son algunos de los bajistas bolivianos que estarán en el encuentro.

“Este es un evento pensado y dedicado para todas aquellas personas amantes de la música, que deseen crecer en su formación profesional o que deseen disfrutar, conocer y aprender del talento que tenemos en nuestro país”, resaltó Morales.

Para el organizador, la realización del Bass Day Bolivia es “un sueño hecho realidad, ya que el bajo ha sido un instrumento no muy visto por todos”. “Siempre ha estado en segundo o tercer plano… pero realmente el bajo es el instrumento más importante de la música, de las bandas, de las agrupaciones. Y creo yo que hay que dar realce a este instrumento majestuoso y virtuoso, y realmente ponerlo ahí arriba, y que la gente se pueda enterar de los artistas sobre qué hay en este instrumento”, manifestó.

EL INVITADO ESPECIAL

Michael Pipoquinha nació en Limoeiro do Norte - CE, en 1996. Comenzó a tocar profesionalmente a los once años de edad.

En el año 2015 lanzó el primer álbum “Cearencinho”, producido por Arthur Maia. Conquistó América del Sur, pasando por algunos países como Colombia, Uruguay y Argentina.

Conoció a los mayores bajistas de América del Norte, Victor Wooten y Stanley Clarke. Fue reconocido como revelación de la música mundial por aquellos que son referencia para todos los bajistas del planeta. “Toca cosas que no puedo interpretar” (Víctor Wooten).

Participó y tocó junto con el gran Richard Bonna cuando estuvo en São Paulo, en presentaciones y talleres.

Con destreza técnica y mucha seguridad en sus interpretaciones, fue conquistando espacio, abriendo puertas en el mercado instrumental brasileño e internacional. Sus habilidades fueron rápidamente mejoradas con líneas de bajo increíbles, grooves feroces e impresionante conocimiento melódico y armónico, todo encadenado con su ecléctica herencia brasileña.

A pesar de tener solo 22 años, Pipoquinha está preparado para dejar su marca en la música instrumental y continuar conquistando con virtuosismo y carisma.

MÁS TITULARES DE La Guía