SOCIEDAD    

En el país

Hechos de violencia en nueve meses



Cada fin de semana, los centros de salud atienden personas que acuden a consecuencia de heridas cortopunzantes, traumatismos en órganos principales, en muchos casos en riesgo de perder la vida a causa de riñas y peleas.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) recibió 3.825 denuncias de lesiones graves y leves, este indicador refleja el grado de intolerancia entre las personas, la mayoría de estas bajo efectos del alcohol, según el informe policial.

Entendemos la intolerancia como la intransigencia, terquedad y obstinación, que no respeta a las personas con criterios diferentes, puede ser en el ámbito político, religioso, cultural, sexual, racial, que en muchos casos rechazamos no solo verbalmente sino con violencia, que representa la acción directa de la amenaza y la constancia de la intolerancia.

Muchas de estas acciones surgen, sobre todo, cuando las personas se encuentran bajo los influjos de las bebidas alcohólicas, pretextos que, en varios hechos, son argumentado con el popular “no me acuerdo, borracho estaba”, ¿será por eso que los departamentos que se encuentran en la troncal del país, como es Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, registran las mayores denuncias en agresiones que producen lesiones graves y leves?

De los 3.825 hechos de lesiones graves y leves de enero a septiembre del presente año, el departamento de Santa Cruz atendió 1.142 denuncias, seguida de La Paz con 872 y Cochabamba con 684 casos, mientras que el departamento de Chuquisaca se ubica al cuarto nivel con 318 casos, Potosí con 312 hechos, Beni con 173 denuncias, Pando con 74 casos y finalmente Oruro con 54 denuncias.

En el caso del departamento de La Paz, la ciudad de El Alto es la ciudad que generó las mayores denuncias, las cuales están registradas en la división de Delitos Contra las Personas de la Fuerza Especial Contra el Crimen (Felcc), muchos de estos hechos no están relacionados con los que se cometen al interior de las familias, catalogada como “violencia intrafamiliar”, sino sobre todo en fiestas, encuentros deportivos, fiestas barriales, entre otros eventos, que luego del consumo de alcohol terminan en agresiones físicas, amenazas verbales y hechos que pueden poner riesgo en la propia vida.

La doctora en psicología Rosario Larrea asegura que de las denuncias referidas sobre delitos contra las personas, con reacciones más peligrosas por las lesiones graves y leves las cuales demuestran una sociedad que está anulando las emociones y solo comete actos de violencia.

“Estamos en una sociedad psicótica, reitero nuevamente, porque si tenemos cerca de 3.825 casos de personas que han sido víctimas de lesiones graves y leves, quiere decir que la gente se ha vuelto mucho más indolente, lo que significa que dejó de ver a la persona como ser humano, sino está viendo como un objeto que se usa, luego se deja y se destruye”, explicó Larrea.

La especialista propone que las nuevas generaciones, desde la adolescencia y parte de la adultez, quienes generan peleas callejeras, riñas y peleas muchas veces en estado de ebriedad, se convierten en mayor riesgo porque anula totalmente la razón y termina en la comisión del delito con muerte de personas por emoción violenta.

Para la profesional es esencial que las personas que son denunciadas por sus hechos de violencia, deban ser analizadas psicológicamente y en la construcción de sus estructuras de familia, donde se debe establecer los factores que generan este tipo de conductas.

Un segundo aspecto corresponde a las instancias del Estado, donde la profesional persiste en que se deben trabajar, es la educación, ámbito donde de forma reiterada debe prevenirse las acciones de violencia y reconstruir los valores humanos, sobre todo el respeto por la vida y formar seres más tolerantes.

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD

Peligrosidad de vigilancia por redes sociales

Experto propone investigación