SOCIEDAD    

Por agresiones al sector

Médicos en emergencia realizan paro por una hora

> Representante del sector condenó los actos de violencia en contra de los profesionales médicos



Médicos de La Paz cumplieron ayer un paro de brazos caídos, en demanda de respeto a la profesión ante las agresiones sufridas en la última semana. Los galenos también decidieron declararse en emergencia por la inseguridad que se vive en el ejercicio de su trabajo, según informó el secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública (Sirmes), Fernando Romero.

La medida se extendió por una hora, desde las 12.00 hasta la 13.00. “Convocamos a los profesionales del sector público de salud a sumarse a la protesta en defensa de la salud y en defensa del pueblo boliviano”, manifestó Romero.

El representante de los mandiles blancos cuestionó el accionar de los pobladores de Caranavi porque agredieron a los profesionales en salud que solo cumplían con su labor de combatir a la pandemia del coronavirus.

El sindicato de profesionales de salud pública comunicó a la población que ante los permanentes hechos de violencia en contra de su sector, como la acontecida en la ciudad de Caranavi, donde un grupo de inadaptados persiguieron y amenazaron de muerte a los médicos que solo buscaban ayudar a las personas que demandaban servicios en salud, es que se declaran en emergencia.

El representante del sector recordó el fallecimiento de varios profesionales médicos en el país, enfermos de coronavirus por atender a pacientes sin tener las condiciones de bioseguridad. “No permitiremos más humillación, más violencia, más corrupción en contra de nuestro pueblo, no permitiremos que la presente gestión incurra en las mismas ilegalidad que por 14 años incurrió el MAS”, expuso Romero.

El sector también cuestionó a las autoridades de la Gobernación y el Sedes de La Paz por no permitir el ingreso de más profesionales en salud al sistema público, situación, que a criterio de Romero, permitiría que cientos de pacientes reciban la atención médica necesaria.

“Ante la permanente obstaculización del ingreso de nuevos profesionales al sector público de salud por parte de la Gobernación y el Sedes de La Paz, perjuicio que impide hoy día atender a cientos de pacientes en todo el departamento, hechos que nos obligan a tomar una determinación”, sostuvo.

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD