NACIONAL    

Potosí

Fenómenos naturales dejan 10 fallecidos

Más de 2.200 familias fueron afectadas en cuatro municipios del país, mientras las lluvias continuarán de acuerdo con los pronósticos de meteorología



Según los últimos datos de Defensa Civil, desde noviembre pasado hasta la fecha, los fenómenos climáticos dejaron 2.200 familias damnificadas en cuatro municipios del país y 10 personas fallecidas por efecto de las tormentas eléctricas en el departamento de Potosí.

Las personas fallecidas fueron alcanzadas por rayos en varias regiones rurales de Potosí, confirmó la Gobernación de ese departamento.

“El fenómeno del Niño ya está en el país, falta sólo una declaración formal que la van a hacer los expertos de Perú, Ecuador, Colombia y Estados Unidos el 15 de enero”, informó el viceministro de Defensa Civil, Carlos Bru.

MUNICIPIOS AFECTADOS

Cuatro municipios de los departamentos de Santa Cruz, Cochabamba, Chuquisaca y Potosí se declararon en emergencia por las inundaciones y desbordes por efecto de las lluvias: Tupiza y Villazón en Potosí y Lagunillas y Cuevo en Santa Cruz. En esas regiones se encuentran los principales afectados.

El martes, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) declaró alerta roja por riesgo de inundaciones en seis comunidades de Santa Cruz, por desbordes de los ríos Yapacaní, Surutu, Cuevo y Parapetí.

Bru alertó que la situación se puede agravar, porque las lluvias llegaron al país de forma “atípica” a fines de noviembre y diciembre, y ha dejado otros saldos de afectación.

Reclamó por la deforestación de las reservas y los asentamientos en las riberas de ríos que tienen antecedentes de desastre.

AYUDA HUMANITARIA

La Dirección Nacional de Defensa Civil informó que desde la semana pasada Defensa Civil envía ayuda humanitaria a las poblaciones del norte paceño, afectadas por las lluvias e inundaciones. Según el reporte, en Tipuani y Mapiri existen más de 90 familias damnificadas, informó ayer el Director Nacional de la institución, Jorge Infantes.

“Se envió personal para ayudar y evacuar a los afectados por el desborde de ríos e inundaciones en comunidades de los municipios Ipati, Lagunillas y Cuevo en el departamento de Santa Cruz”, dijo.

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos emitió una alerta naranja para Beni, Chuquisaca, el norte de La Paz, Potosí, fundamentalmente Tupiza, Villamontes y El Puente en Tarija. “Se pidió a todos los municipios que tomen los recaudos necesarios, dado que las próximas lluvias pueden ocasionar desbordes en los ríos adyacentes”, explicó.

PERSONAL DESPLAZADO

Aseguró que Defensa Civil tiene personal desplazado en los nueve departamentos del país, para atender cualquier tipo de emergencia. “Contamos con un sistema articulado con las alcaldías y gobernaciones para el momento en que se requiera asistencias humanitaria”, sostuvo.

Detalló que la asistencia humanitaria que presta Defensa Civil, consistente en víveres, vituallas, frazadas, ollas, carpas y otros utensilios para paliar la emergencia, asegurar la alimentación y cobijo de las familias afectadas, mientras que el municipio de Tipuani puso en marcha su sistema de alerta temprana.

Explicó que en el caso de Tipuani se confirmó la afectación de 15 viviendas dañadas y 75 familias damnificadas, en tanto que en Mapiri no se lamentó pérdidas de consideración.

Añadió que en el resto de las provincias del departamento de La Paz, afortunadamente hasta el momento, no se presentaron inundaciones, salvo daños en algunas carreteras, como es el caso de sud Yungas, Pelechuco, Apolo y el norte de La Paz, las mismas que necesitan de mantenimiento urgente para evitar accidentes de tránsito, que puedan costar la vida de muchas personas.

Las lluvias se presentaron a nivel nacional, existen reportes de la crecida de ríos y desbordes, ayer se reportó el desborde del río Mamore, pero ya se comunicó al municipio, toda vez que hay alerta amarilla.

VARIEDADES DE CLIMAS EN BOLIVIA

En Bolivia existen variedades de climas: desde el tropical en los llanos, hasta el polar en las altas cordilleras de los Andes. Se sitúa dentro de la zona del Trópico de Capricornio. Además de la variabilidad de las condiciones climatológicas, muchos lugares presentan climas irregulares a lo largo del año o variaciones grandes e imprevisibles. Las condiciones climáticas están determinadas por una combinación de factores entre los cuales los más importantes son los siguientes: La posición geoastronómica, la latitud, la ubicación en los trópicos, la altitud, la variedad de relieves que presenta el país así como la existencia de zonas planas, la circulación de los vientos alisios, los surazos y el fenómeno de El Niño.

Esos factores modifican la temperatura, la precipitación, la humedad, el viento, la presión atmosférica, la evaporación y la evotranspiración, dando lugar a climas diferentes en todo el ámbito nacional.

Según la clasificación climática de Köppen, Bolivia incluye dentro de sus límites al menos a 10 de los grandes subtipos climáticos,​ yendo desde el clima tropical en la amazonía boliviana, a la tundra en el suroeste, húmedo subtropical en el Chapare, clima de estepa en el chaco boliviano. Por su cercanía a la línea del Ecuador, las cuatros estaciones del año no son muy marcadas,

La estación de lluvias en el país abarca de noviembre a marzo.

Aunque Bolivia yace enteramente dentro de latitudes tropicales, las condiciones climáticas varían mucho desde el tropical en los Llanos bolivianos, hasta el polar en las altas cordilleras de los Andes. Las temperaturas dependen primariamente de la elevación y muestran pequeñas variaciones estacionales.

ALERTA ROJA

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) declaró alerta roja por una probable crecida y desborde de ríos por las lluvias en los departamentos de Santa Cruz, Tarija, Chuquisaca y Potosí.

“Las constantes precipitaciones podrían provocar crecidas con desbordes de ríos de las cuencas Mamoré, Parapeti, Pilcomayo y Bermejo”, explica un comunicado de prensa.

La alerta roja es para el departamento de Santa Cruz, en la parte oeste, en la cuenca media del río Mamoré, que podría afectar a las regiones de Yapacaní, San Juan de Yapacaní, Plan 3000, Surutu y Villa Yapacaní.

También para la parte sur-oeste de Santa Cruz, en la cuenca del río Parapeti, por posibles desbordes en Cuevo, Parapeti y Camiri.

El Senamhi declaró alerta naranja en el río Piraí de Santa Cruz que podría afectar a las poblaciones de La Angostura, El Torno, La Guardia, Santa Cruz de la Sierra, Montero y comunidades cercanas.

En los departamentos de Chuquisaca y Tarija se declaró también alerta naranja porque se esperan ascensos en la cuenca media y baja del río Pilcomayo y en la cuenca del río Bermejo, que afectarían a Talula, Viña Quemada, Puente Aruma, Villamontes y Tumusla.

La alerta naranja es también para la región este-sur en la cuenca alta río Pilcomayo por probables desbordes en Cotagaita, Mosojllajta, Tupiza, San Juan del Oro, Chuquiago y El Puente.

PÉRDIDAS

Desde diciembre a la fecha, las lluvias cobraron mayor intensidad, lo que derivó en el desborde de ríos y la inundación de viviendas y cultivos de frutas, verduras y hortalizas. Las intensas lluvias de las últimas dos semanas, además de las heladas, dañaron 3.776 hectáreas (ha) de cultivos en los departamentos de La Paz, Cochabamba, Chuquisaca, Oruro y Potosí.

En la región del Chapare, las últimas lluvias causaron la pérdida de 3.000 hectáreas de cultivos de banano, cítricos, piña y palmito de los municipios de Chimoré, Shinahota y Puerto Villarroel, que sufrieron inundaciones por el desborde de los ríos Chapare y Chimoré.

En Chuquisaca, la Gobernación reportó que las torrenciales lluvias, granizadas y el desborde del río Pescado anegaron la producción de 10 comunidades del municipio de Padilla; se perdió gran parte de cultivos de papa, maní, frejol, maíz, ají y frutales. Hay 250 hectáreas de cultivos afectadas, pertenecientes a 150 familias.

Oruro es otro de los departamentos con problemas. El responsable de Gestión de Riesgos de la Gobernación, Olson Paravicini, detalló que el fin de semana cayó granizo en el municipio de Choquecota y dañó parcialmente el 25 % de cultivos de quinua, papa y otros.

En Potosí, los municipios de Tupiza y Vitichi sufrieron las inclemencias del granizo, sumado al desborde de ríos, lo que anegó cultivos de maíz y haba; en Llica (al noroeste) las heladas y el granizo afectaron la quinua.

MÁS TITULARES DE NACIONAL