CULTURAL    

Revisan documentos del siglo XVI

Investigaciones sobre castellano boliviano

Según el entrevistado, “el leísmo es el uso del pronombre ‘le’ en lugar de ‘lo’ o ‘la’, entonces a veces en lugar de decir lo vio o la vio, decimos le vio, le apoyó, y es frecuente en todo lado”



Hace un par de años, expertos iniciaron una investigación sobre el castellano boliviano en la Casa de la Moneda de Potosí por parte de la Academia de Lengua Boliviana y está previsto que finalice en las siguientes dos gestiones.

El presidente de la Academia de Lengua Boliviana, José Mendoza, informó a EL DIARIO que se impulsa en la Casa de la Moneda de Potosí, investigaciones referidas a la lingüística castellano-boliviano y para ello se revisan documentos que datan del siglo XVI. En dos años más se conocerán los resultados.

“En este momento, nuestra academia está encarando dos investigaciones sobre nuestra lengua, una tiene que ver con los principios de la lengua castellana desde el Siglo XVI hasta la fecha, o sea, cómo se originó esta variedad que llamamos lingüística castellano-boliviano", afirmó.

Indicó que estudian documentos del siglo XVI, en este momento hay cuatro personas trabajando en Potosí en la Casa de la Moneda con manuscritos de esa época. Los manuscritos serán usados para ver ciertas características del siglo pasado de donde quedó parte de la lengua emergente, es decir, la variedad castellano-boliviano.

LEÍSMO

Mendoza puso de ejemplo al leísmo que actualmente está vigente en el lenguaje boliviano.

“El leísmo es el uso del pronombre ‘le’ en lugar de ‘lo’ o ‘la’, entonces a veces en lugar de decir lo vio o la vio, decimos le vio, le apoyó, y es muy frecuente en todo lado”, sostuvo.

La interrogante del director es ¿se generó en Bolivia o vino de España?, el experto indicó que desde la academia se hizo un estudio sobre ese problema y se comprobó que en los manuscritos que vinieron desde Sevilla o en los escritos de los españoles que se encontraban en suelo nacional ya habían comienzos del leísmo.

“En esos manuscritos ya habían algunos ejemplos del leísmo, entonces, quiere decir que ese fenómeno ya empezó en España y que vino acá con los documentos y obviamente los documentos refleja cómo hablaban los españoles y luego los criollos, lo cual fue avanzando como un fenómeno lingüístico y ahora el leísmo está en toda Bolivia”, indicó.

Añadió que el “leísmo llegó a niveles cultos. Siempre cito a Óscar Cerruto como un escritor que fue calificado como el mejor prosista de Bolivia, mejor poeta, escribió novelas. Él era leísta, tiene varios ejemplos del uso del ‘le’”.

Culminó indicando que el leísmo se consolidó como un rasgo del castellano boliviano.

MÁS TITULARES DE CULTURAL