NACIONAL    

Obispo auxiliar de El Alto

“El país vivió momentos realmente dolorosos”



“Basta de enfrentarnos entre bolivianos que mucho daño nos hemos hecho. Comencemos a respetarnos los unos con los otros, a aceptar nuestras diferencias, a saber convivir aun cuando pensamos diferente”. Ese es el mensaje que la Iglesia Católica emitió ayer después del conflicto poselectoral.

El mensaje estuvo a cargo del Monseñor Giovani Arana, Obispo auxiliar de El Alto, desde la Basílica Menor de San Francisco en la ciudad de La Paz.

En la homilía, el Monseñor Arana señaló el país ha vivido estás semanas “momentos realmente muy dolorosos”, en los cuales fue invadido por “la oscuridad de la división, la oscuridad de la mentira, la oscuridad de la intolerancia, la oscuridad de la violencia”.

Llamó a que, en este tiempo de Adviento, se luche para ser más tolerantes y aprender a la reconciliarse, perdonar. “Quiero aquí recordar lo que el Papa Francisco en una catequesis nos decía ‘La misericordia puede curar las heridas y puede cambiar la historia’”, dijo.

Indicó que la “oscuridad” ha ocasionado heridas no solamente físicas, sino del espíritu, pero exhortó a que aprender a convivir aun pensando diferente, mediante el diálogo.

Señaló para la tarea de curar heridas una se debe preguntar “¿Cuáles de mis acciones u omisiones han colaborado para que se generen heridas?”

Planteó, a propósito del Adviento, ponerse como meta a mediano plazo la Navidad, y que para esta fecha se comience a “quitar todo lo malo que entorpezca aquel nacimiento”.

“No más peleas”, llamó el Obispo auxiliar en referencia a las palabras de San Pablo, publicó Erbol.

Por otro lado, el papa Francisco animó ayer a continuar la tradición del Portal de Belén en casas y en espacios públicos y a revalorizarla allí donde haya caído en desuso, en su carta apostólica "Admirabile signum" sobre el significado de esa costumbre.

"Quisiera alentar la hermosa tradición de nuestras familias que en los días previos a la Navidad preparan el belén, como también la costumbre de ponerlo en los lugares de trabajo, en las escuelas, en los hospitales, en las cárceles, en las plazas", reza el documento publicado ayer, comienzo del Adviento, según informó EFE.

Francisco firmó esta carta apostólica en la localidad de Greccio, a unos cien kilómetros al norte de Roma y en cuyas grutas, según la tradición, San Francisco de Asís recreó el primer Portal de Belén en 1223, dando origen a esta tradición navideña.

En su misiva, el Papa apunta que el Belén "es realmente un ejercicio de fantasía creativa, que utiliza los materiales más dispares para crear pequeñas obras maestras llenas de belleza" que sirven para transmitir la fe de generación en generación.

MÁS TITULARES DE NACIONAL