NACIONAL    

Piden declarar emergencia departamental

Desborde de ríos afecta a más de 2.500 familias benianas



Más de 2.500 familias benianas afectadas por los desbordes de ríos que, son trasladadas fuera de Trinidad, pidieron a las autoridades regionales que se declare emergencia departamental. El director del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), Julio Galarza, dijo que los municipios de Loreto y de San Ignacio de Mojos se declararon en emergencia por las inundaciones.

El reporte de la Gobernación del Beni señala que existen más de 2.500 familias afectadas por la crecida de ríos. Los damnificados son trasladados a las afueras de Trinidad y pidieron a las autoridades regionales que se declare emergencia departamental.

El director del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), Julio Galarza, informó que los municipios de Loreto, San Ignacio y Trinidad se declararon en emergencia, por el rebalse de los ríos Ibare, Mamoré, Yacuma y Machupo, además que varios puertos están siendo afectados.

“Son más de 2.500 familias afectadas por las inundaciones, estamos trabajando para enviar ayuda y trasladarlos a otras regiones (…) los ríos Ibare, Mamoré y Yacuma, además del Machupo se han desbordado y llegaron a las comunidades”, precisó el funcionario a la Red Unitel.

En pasados días, alrededor de 40 familias de las comunidades Puerto Geralda, Puerto Varador y otras regiones tuvieron que salir de sus hogares por la crecida de ríos. La población de la ciudad de Trinidad se alarmó por la filtración de agua debido a los rebalses.

La Gobernación afirmó que Puerto Ballivián es la zona más golpeada por las inundaciones, existen 1.200 familias damnificadas por el desborde del río Ibare. Los caminos están cubiertos por las aguas y su transitabilidad es difícil.

Por otra parte, Galarza señaló que el rebalse de ríos provocó el corte de carreteras: San Ramón – Magdalena, la ruta a El Carmen, en la provincia Iténez, y Santa Ana – Trinidad y Santa Ana –Exaltación. Afirmó que en esas poblaciones ya no es posible transitar por carretera.

GOBERNACIÓN DE BENI

El gobernador del Beni, Fanor Amapo Yubanera, anunció que prestará a los municipios del departamento ayuda extraordinaria en caso de que la emergencia por inundación lo exija en beneficio de la población afectada.

La decisión del gobernador fue expresada al término de una reunión del Comité Departamental de Reducción de Riesgos y Atención de Desastres (CODERADE), que recibió un informe sobre la situación que se registra estos días debido al desborde de los ríos de la región sur.

En la reunión, el director de la Unidad de Gestión de Riesgo (UGR) y responsable del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), Julio Galarza, informó al CODERADE que sólo los municipios de Loreto y de San Ignacio de Mojos se han declarado en emergencia por la inundación.

Las autoridades de Loreto y de Mojos han informado al COED de que más de 600 familias, en cada una, están afectadas por la inundación y que al menos 300 familias de las comunidades de la jurisdicción de la capital han abandonado sus viviendas en busca de refugio.

La autoridad recodó que, actualmente, la Gobernación beniana se encuentra en alerta naranja por inundación en todo el departamento realizando acciones de mitigación a través del COED y de Defensa Civil, en cooperación con los municipios declarados en emergencia.

MÁS TITULARES DE NACIONAL