NACIONAL    

Trabajo en minería ilegal

Contaminación del río Suches afecta a diversas actividades

> Las aguas del río Suches son utilizadas para el riego de cultivos de papa, quinua, cebada, avena y trigo, entre otros. La crianza de ganado regional depende también de estas aguas.



La contaminación de las aguas del río Suches, en el altiplano paceño, perjudica a diversas actividades de la región, afirmó el ingeniero Gabriel Pari Flores, ex secretario departamental de La Madre Tierra, de la Gobernación del departamento de La Paz y docente de la Universidad Pública de El Alto.

El río Suches es uno de los afluentes principales del lago Titicaca en el lado boliviano, nace en la laguna Suches a una altura de 4.605 msnm aproximadamente. El mercurio es un elemento químico altamente tóxico y es utilizado en la zona, sirve para la amalgamación y recuperación del oro en presencia de agua, estas aguas residuales utilizadas no reciben ningún tipo de tratamientos; después de ser usadas son vertidas y drenadas al río Suches, esto afecta a la calidad de las aguas superficiales debido a los constantes movimientos de materiales aluviales realizados para la explotación del oro.

A la mayor parte que afecta es a la actividad pecuaria y agrícola donde se ha producido una alteración ambiental y riesgo de la desaparición de la flora y fauna en las aguas de la cuenca del río Suches por la explotación aurífera desarrollada por las operaciones mineras informales.

La agricultura se localiza principalmente en los gobiernos municipales de Humanata y Escoma, en sectores circundantes al río Suches. El riego que se utiliza es mayormente de apoyo, es decir ayuda al cultivo bajo condiciones de lluvias irregulares, también para adelantar la siembra con la intención de aprovechar toda la época sin heladas, afirmó Pari.

Estas actividades agrícolas son afectadas por la contaminación del río Suches, si realizan el riego con estas aguas contaminadas, estas contaminarán las pequeñas parcelas o superficies que tienen para la producción agrícola. También afectan a la parte de salud por el consumo de pescados que son extraídos del río Suches y se preparan en las ferias del sector.

Las actividades antropogénicas de explotación informal e ilegal del metal precioso no tienen ningún control del Gobierno Municipal de Pelechuco y la República del Perú, las partículas son arrastradas en suspensión por el agua del río Suches llegando a desembocar al lago Titicaca y produciendo la contaminación. No hay ninguna autoridad departamental ni nacional que se preocupe por la supervisión o control de la actividad de la explotación minera ilegal.

Otro de los factores de contaminación del río Suches es el botadero a cielo abierto del Gobierno Municipal de Escoma que está a unos 2 metros del río, esto crea riesgos para la salud humana. Este botadero tiene desechos y se han convertido en crianza de porcinos y residuos sólidos (plásticos). Además, que al lago Titicaca lo usan como un contenedor de basura porque las personas arrojan animales muertos, escombros y basuras, elementos son arrastrados después por el lago, finalizó Gabriel Pari Flores.

MÁS TITULARES DE NACIONAL
 
X