NACIONAL    

Bolivia con Presidenta transitoria constitucional

Más de 30 días de tensión para recobrar democracia

> El vacío de poder que dejó el MAS por más de 24 horas, ponía en serio riesgo la estabilidad del país, por la violencia que se desató en casi todas las ciudades



Visor Bolivia.- Jeanine Áñez Chávez, senadora nacional, asumió la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia de forma transitoria, en el marco de la Constitución Política del Estado, el Reglamento General de la Cámara de Senadores y la Declaración Constitucional 003/01, a partir del 12 de noviembre, con el mandato para llamar a nuevas elecciones y la misión de pacificar el país.

Áñez, abogada nacida en San Joaquín, Beni, el 13 de agosto de 1967, conservadora, madre y esposa, tuvo que asumir el mando de la nación para precautelar el bien mayor del país, luego del vacío de poder dejado por el mandatario Evo Morales, su segundo Álvaro García y los presidentes de ambas cámaras, Adriana Salvatierra en Senado y Víctor Borda en Diputados.

Se ha cuestionado mucho sobre la investidura de Áñez a la Presidencia del Estado, pues la sesión de la Asamblea Legislativa no tuvo quórum y ella, en calidad de segunda vicepresidenta de la Cámara Alta, no estaba en la lista formal de sucesión presidencial prevista en la CPE.

Sin embargo, el vacío de poder que dejó el MAS por más de 24 horas, ponía en serio riesgo la estabilidad del país, a tal grado que las medidas de presión y la violencia se desbordaron desde el mismo domingo 10 de noviembre, luego de la dimisión de Morales Ayma, sobre todo por acción directa de la militancia fiel al caudillo cocalero o el “evismo”.

La decisión de renuncia colectiva de los cuatro altos funcionarios con capacidad de asumir la Presidencia parece haber sido planificada con un cálculo político que todavía se desconoce, pero que se explicaría en la apuesta por desestabilizar el país o jugar a una siguiente interpretación constitucional de que Morales “no acabó su mandato” y por tanto, “puede ser candidato” en las inmediatas nuevas elecciones generales convocadas para 2020. Empero, el Tribunal Constitucional Plurinacional, así como todo el Órgano Judicial ya no obedece las órdenes dictadas desde la suite de la “Casa Grande del Pueblo”.

MÁS TITULARES DE NACIONAL