INTERNACIONAL    

Níger

Refuerzan emergencia por ataques yihadistas

> En diciembre, 71 soldados nigerinos fueron asesinados en ataque contra un cuartel militar en Inatés (oeste del país) por yihadistas del grupo terrorista Estado Islámico.



Niamey.- El Gobierno de Níger ha decidido reforzar los dispositivos del estado de emergencia actualmente en vigor y ha prohibido la circulación de motos en la región occidental de Tillabéri, tras el recrudecimiento de los ataques yihadistas.

La prohibición de la circulación de motos tanto de día como de noche, que entrará en vigor a partir del 1 de enero, responde, según las autoridades, a la intensificación de los ataques contra organismos estatales perpetrados por yihadistas que a menudo acuden al lugar de los hechos a bordo de este tipo de vehículo.

Según informaron ayer fuentes de seguridad, una comisaría en Komabangou, en la región de Tillabéri, fue incendiada anoche por un grupo de asaltantes que iban en moto, sin que se registraran muertos.

Pese a la respuesta de la Policía, los yihadistas lograron incendiar todo el lugar y los vehículos policiales antes de emprender la huida, añadieron las fuentes.

La medida adoptada por las autoridades ha provocado el descontento de la población local, ya que las motos son el medio de transporte más usado tanto en medios urbanos como en rurales.

Tras el anuncio de la medida, se han registrado varias sentadas de protesta frente a la sede de la gobernación local.

“La implementación de esta nueva medida, sobre la cual dijo el gobernador que no habrá concesiones, contribuirá a asfixiar económicamente nuestra región, que además se encuentra afectada por la inseguridad provocada por los recientes ataques terroristas”, lamentó Adamou Oumarou Mamar, un activista de la sociedad civil en Tillabéri.

El transporte colectivo es precario en Tillabéri, hay pocos taxis en la región y los habitantes se desplazan a diario en “moto-taxi”.

“Con la prohibición de las motos durante todo el día la vida será más difícil para la población tanto en las ciudades como en las aldeas de la región de Tillabéri”, señaló Mamar.

Alertó de que la medida causará un aumento del paro en la zona porque muchos jóvenes se ganan la vida gracias a la “moto-taxi”.

El 11 de diciembre, 71 soldados nigerinos fueron asesinados en un ataque contra un cuartel militar en Inatés (oeste del país) por yihadistas del grupo terrorista Estado Islámico fuertemente armados que entraron en la localidad con discreción a bordo de motos y otros vehículos. EFE

MÁS TITULARES DE INTERNACIONAL