INTERNACIONAL    

Managua

Obispo criticó agresión contra mujeres presas



Managua.- El obispo nicaragüense Silvio Báez criticó ayer la agresión sufrida por un grupo de mujeres en prisión, donde permanecen recluidas por protestar contra el Gobierno que preside Daniel Ortega en el marco de la crisis que vive el país desde abril pasado.

"Cualquier agresión contra un ser humano es un pecado grave contra Dios", señaló Báez, obispo auxiliar de la diócesis de Managua, al ser consultado por periodistas tras oficiar una misa.

"Es algo que envilece, empequeñece a quien lo comete, realmente es una herida que sangra en la sociedad, sobre todo cuando son mujeres indefensas, mujeres detenidas injustamente", continuó.

El religioso hizo votos para que ese tipo de atropellos "se detenga definitivamente y que no vuelva a ocurrir".

Además, el Comité Pro Liberación de Presos Políticos de Nicaragua denunció que el pasado jueves unos 20 custodios golpearon a al menos ocho mujeres que se encontraban en una misma celda, porque se resistieron al traslado de tres de ellas.

Entre las mujeres agredidas se encuentran la líder de los comerciantes en las manifestaciones antigubernamentales, Irlanda Jerez, quien denunció recién ante un grupo de eurodiputados que la visitó en prisión que fue drogada por la policía en la cárcel El Chipote, donde funciona la Dirección de Auxilio Judicial.

El Chipote es una prisión que en los últimos años ha sido señalada por organismos humanitarios como centro de torturas, según la denuncia. (EFE)

MÁS TITULARES DE INTERNACIONAL