ECONOMÍA    

ECONOMÍA Y FINANZAS

Frente a corridas

Humberto Vacaflor



Si los ahorristas no estuvieran nerviosos por las noticias sobre la banca, tendrían que estarlo ante las noticias que produce el Banco Central y la propia ASFI, reveladoras de una verdadera angustia electoral.

 

El ataque a los centros de procesado de Arabia Saudita resultó en un alza de precios. Sin embargo, la producción saudí ha vuelto a la normalidad más rápidamente de lo esperado. El ataque con drones ha puesto en duda las medidas de seguridad que rodean a los centros de producción saudíes. Los saudíes acusan a Irán de ayudar a Yemen en el ataque y Donald Trump dio a entender que Estados Unidos podría intervenir militarmente.

Una nueva reducción en tasa de interés en Estados Unidos afectó negativamente al precio del oro. En el segundo recorte de tasas de interés del año el FED, equivalente al banco central de Estados Unidos. El mercado se ha mostrado más abierto al riesgo y esto también reduce el precio. La producción sigue sin grandes cambios y el mercado aún mantiene los precios altos, en términos históricos, con la premisa de que se habría alcanzado el pico de producción.

Fitch Solutions Macro Research, una empresa especializada en investigación de mercados, actualizó su predicción para el precio del zinc en 2019 a 1,13 dólares la libra fina. La nueva predicción es menor a la anterior de 1,18 dólares por libra fina. La reducción está basada en encuestas a empresas chinas y sus expectativas de ventas para el resto del año. Las expectativas han caído en respuesta a la prolongada disputa comercial entre China y Estados Unidos.

Ahora, el Comité de Análisis de Riesgo del Banco Central sugiere tomar medidas ante la posibilidad de “corridas bancarias”: “El Comité propone al Directorio del BCB la modificación de los niveles de efectivo en bóveda del BCB establecidos en el ‘Protocolo frente a posibles corridas bancarias’, aprobado mediante Acta de Directorio 35/2011 del 5 de julio de 2011”.

Esto es contradictorio con una carta que escribió ASFI a propósito de un artículo de la carta informativa Siglo 21 titulado “Ruidos bancarios”. El artículo decía que la situación de Prodem es delicada debido a las sanciones aprobadas por el Gobierno de Estados Unidos contra todas las entidades financieras que fueran sospechosas de usar dinero del Cártel de los Soles de Venezuela. Y ASFI respondió diciendo que no hay ningún riesgo para Prodem y que todo el sistema bancario merece la total confianza del público.

Pero ahora el Comité de Análisis de Riesgo Sistémico del Banco Central propone medidas ante la eventualidad de que se produzcan “corridas bancarias”.

¿Quién tiene razón? ¿ASFI o el mencionado Comité? ¿ASFI o Siglo 21?

Preguntas que equivalen a dudar sobre la salud del sistema financiero con argumentos del propio Banco Central. Quien crea la incertidumbre es el propio gobierno, extrañamente.

Mauricio Ríos García, consultado por el periodismo sobre este tema, repitió sus conocidas recomendaciones: “Para el analista financiero es imprescindible recortar el gasto público e incrementar las tasas, porque se evidencia que si se resiste adoptar esas medidas, el público empezará a retirar sus depósitos, en mayor medida los dólares que tienen guardados”.

El Gobierno responde a esta realidad con dos mensajes: manda a sus voceros, como el periodista Fernando Molina, empleado también de Samuel Doria Medina, a decir que los incendios forestales ayudan a Evo Morales ante el ¡¡¡electorado!!! Con lo que se supone que no hay ningún riesgo de cambio político en las elecciones.

Y manda a ASFI y al Banco Central a repetir que no hay riesgos para los ahorristas, aunque ha olvidado decirles que no produzcan noticias alarmistas, como el pronunciamiento del mencionado Comité de Análisis de Riesgo que, al considerar como posible una corrida de ahorros, recomienda tener “niveles adecuados de efectivo en bóveda del BCB”.

Un poco de coherencia le está haciendo falta al Gobierno en estos mensajes. El sistema financiero boliviano puede verse afectado con estos mensajes contradictorios. Un poco de seriedad, por favor.

ASFI asegura que el sistema financiero boliviano goza de toda la confianza del público ahorrista y que la carta informativa Siglo 21 exagera al mencionar posibles corridas bancarias.

Pero el Comité de Análisis de Riesgo del Banco Central recomienda tener niveles adecuados de efectivo en las bóvedas del BCB ante la eventualidad de que se produzcan “corridas bancarias”.


Chevro no se va

Ray Fohr, el representante de la estadounidense Chevron en Venezuela, dice que la empresa no quiere retirarse del país. Chevron está exenta de las restricciones del Gobierno de Estados Unidos para evitar que los campos pasen a manos chinas o rusas. La empresa ha dejado de producir porque Pdvsa no puede vender el crudo por las restricciones.

Gasolinazo

El ataque de drones contra las plantas de refinación de Arabia Saudita resultó en una disminución, monetaria, de la producción de petróleo que elevó el precio en 14 por ciento y el gobierno de Mauricio Macri aprovechó el momento para elevar en 4 por ciento el precio de la gasolina. El petróleo ya volvió a la normalidad pero la gasolina no.

“Salto a la modernidad”

Martín Alberto Vizcarra Cornejo, el presidente de Perú, asegura que la economía de su país está atravesando un proceso de cambio que le permitirá hacer un “salto a la modernidad”. A pesar de un crecimiento menor al esperado en el primer semestre espera un crecimiento de 4 por ciento en la inversión privada dentro de Perú.

Lo bueno

Es que la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) informa haber cobrado a la empresa brasileña OAS una boleta de garantía por 29 millones de dólares debido a que no cumplió con los contratos de obras en Beni.

Lo malo

Es que la empresa brasileña cometió mayores perjuicios al país en con contrato de construcción de la carretera Tarija-Potosí, y la ABC no dice por qué no la multó como debía, ni ha informado.

Lo feo

Es que en Brasil se ha revelado que la OAS llegó a Bolivia para trabajar con el gobierno de Evo Morales presionada por Lula da Silva, quien está ahora preso por el festín de corrupción que se dio.

MÁS TITULARES DE ECONOMÍA