Cine Mundo    

Belzebuth

El terror como debe ser



El actor Joaquín Cosío se adentra en el mundo del cine de terror con la cinta mexicana Belzebuth, la cual marca una diferencia en la forma en la que se hace terror en México, al nivel de las grandes producciones de Hollywood.

En palabras del director, Emilio Portes (Pastorela), la película “juega mucho con los símbolos católicos, pero no es nada nuevo. Es la eterna batalla del bien contra el mal”.

Por lo que, la calidad de las actuaciones y de la producción sorprenderá al público al ver a Cosío en el protagónico, acompañado del estadounidense Tobin Bell (Juego Macabro) y Yunuen Pardo quien se ha concentrado principalmente en teatro y Belzebuth, es su primera gran participación en cine.

El actor que es uno de los actores cinematográficos consentidos del público con papeles como Cochiloco en El infierno o Mascarita en Matando cabos, ahora hace el personaje del agente Emmanuel Ritter que sale de la imagen en la que se le ha encasillado.

“Este personaje va acompañado de una película mucho más sólida. Este podría ser un personaje que también le puede gustar al público”, comentó el actor.

Cuando se le cuestionó sobre su creencia en relación a los fenómenos paranormales Joaquín Cosío aseguró que es una persona que como muchos mexicanos se ha criado con vínculos católicos, sin embargo sí es “miedoso”.

Basada en un guion de Luis Carlos Fuentes Ávila, Belzebuth cuenta la historia de Emmanuel Ritter (Joaquín Cosío), un agente especial investigando misteriosos asesinatos de niños en la frontera con Estados Unidos. La investigación toma un giro sobrenatural cuando al equipo se suma Ivan Franco (Tate Ellington) quien asegura que hay un culto satánico detrás de los asesinatos. Y shit hits the fan cuando entra a escena el sacerdote Vasilio Cannetti (Tobin Bell, mejor conocido como Jigsaw en la saga de Saw); un hombre de larga barba e intenciones sospechosas que fue excomulgado por la iglesia.

MÁS TITULARES DE Cine Mundo