Femenina    

EMPRENDEDORES

Hernán Paredes: Empresario, corredor y, sobre todo, padre



Jovial y perseverante, son algunas de las características del destacado deportista y empresario, Hernán Paredes Sánchez, quien nos cuenta cómo ha logrado el equilibrio perfecto para estar presente en tres áreas importantes en su vida: la paternidad, la empresarial y la deportiva.

Hernán Paredes contrajo matrimonio con Romanel Laguna. Fruto de ese amor nacieron dos hermoso niños, Stefano Cristiano (8 años) y Luciano Vincent (4 años) Paredes Laguna, una familia que comparte momentos de recreación y disfruta al máximo en su tiempo libre.

“Ser padre es una experiencia que te cambia la vida. Eso sucedió con el nacimiento de mis dos hijos. Minutos previos a la llegada de mi primogénito aún definíamos su nombre, pues, como fanático del Real Madrid, yo deseaba llamarlo Stéfano Cristiano, en honor a los futbolistas Di Stéfano y Cristiano Ronaldo”, recuerda Paredes.

En el caso de su segundo hijo, sucedió un hecho particular, pues el parto se adelantó dos semanas y él no pudo estar presente en su nacimiento, porque se encontraba en pleno montaje de su planta de bebidas en La Paz, razón por la cual apodaron al niño ´El cervecero´. Su nombre es Luciano Vincent, por Lucky Luciano y Vincent Corleone, personajes de la década de los años 70.

“Soy un creyente de que el deporte es fundamental para los niños, porque estoy convencido, aunque parezca un poco extremista, es preferible tener un hijo con un brazo roto que tener un hijo inmerso en las drogas, porque el brazo se va a recuperar con el tratamiento, pero el sacarlo de la adicción es realmente muy difícil. Y una de las maneras de mantenerlos alejados del vicio es el deporte”, asegura el deportista.

Paredes comparte los fines de semana con sus hijos y su esposa, pues durante la semana llega tarde de la oficina y los encuentra dormidos, y cuando ellos despiertan el aún descansa. Pero, se da siempre el tiempo para compartir con ellos, ya sea paseando en bicicleta o en sus motos, momentos que disfrutan al máximo. “La paternidad, la empresa y el deporte, desde luego, demandan su tiempo, razón por la cual decidí el 2013 retirarme del deporte a nivel competitivo, porque requería de muchas horas de práctica, pero aún lo hago de manera recreativa, esto con la finalidad de lograr un equilibrio en mis actividades”, asegura Paredes.

DEPORTE

Paredes tuvo un paso temporal por varias disciplinas deportivas como el tenis, el fútbol, el atletismo, el motociclismo y se quedó en el automovilismo, de hecho, su primera competencia fue a los 17 años de edad (2001), en la Doble Copacabana, y se ubicó en el sexto lugar, desde entonces comenzó a soñar.

“El mismo año gané mi primera carrera nacional denominada Mario Mercado, en Oruro, fui uno de los pilotos más jóvenes en mi categoría. Mi carrera deportiva comenzaba y la asumí con mucha responsabilidad. Ni bien terminaba una competencia ya estaba planificando cómo ganar la del año siguiente”, recuerda Hernán.

El 2002 logró el subcampeonato Nacional de Automovilismo, el piloto se sentía muy feliz, porque con solo 18 años ya había alcanzado un importante sitial. Fue entre los años 2002 y 2003 cuando comprendió que lo más importante no era el premio, sino lo que merecía y que sólo así sería capaz de crecer en el deporte.

“El 2004 fue desastroso, porque tuve que abandonar la competencia por problemas en el auto. Pero, finalmente el 2005 me coroné campeón nacional. Fue sensacional, un sentimiento similar al día en que salí profesional en Ingeniería Financiera. Soy el segundo boliviano en participar en el Campeonato Sudamericano de Rally, después de Armin Franulic, que lo hizo en 1999”, cuenta Paredes. El 2017 participó en el Rally Dakar, para lo cual tuvo que entrenar 6 horas por día durante más de 6 meses, buscando lograr estar medianamente preparado para esa difícil prueba. En ese tiempo, se alejó de sus amigos e incluso de sus familiares.

ESCRITOR

“A raíz de mi participación en esa competencia escribí el libro titulado ‘Cómo terminé el Dakar en mi primer intento´, sobre todo como un tema de enseñanza para que, de alguna manera, todos ponderemos el deporte. Consta de tres partes: mi carrera deportiva, la crónica del Dakar y la relación que existe entre la empresa, el deporte y la vida misma” afirma el deportista.

EMPRESARIO

Hernán Paredes estudió Ingeniería Financiera. En la actualidad, es gerente propietario de Industrias de Bebidas Ibisa en La Paz, produce dos tipos de cervezas, vinos y otras bebidas sin alcohol. Ha incursionado también en la hotelería y tiene la certeza de que en Bolivia existen las condiciones necesarias para hacer empresa.

El joven emprendedor está convencido de que cada persona debe buscar brillar con luz propia, pero no a costa de terceras personas (padres, hermanos o amigos). Para ello, dice, que se requiere dedicación y algunos sacrificios.

“Mi abuelo siguió una línea de vida empresarial; mi padre, por su lado, apostó por una línea política y, en mi caso, he seguido una línea deportiva y empresarial, mis hijos van a seguir su propia línea sobre la base de lo que más los identifique, Voy a inculcarles a no esperar que el bisabuelo, abuelo y padre marquen su camino”, expresa el empresario.

Paredes no solo está al frente de una empresa en crecimiento, sino que forma parte del directorio de la Cámara Nacional de Industrias (CNI). Un joven padre que distribuye su tiempo para estar presente en la vida de sus pequeños, a los que ama, y junto a su esposa, que lo apoya en este camino.

MÁS TITULARES DE Femenina