INTERNACIONAL    

Kimberly Breier:

Acuerdo entre Maduro y Huawei facilita represión



Kimberly Breier, subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, aseguró que el acuerdo entre Nicolás Maduro y la empresa de telecomunicaciones Huawei facilita la represión en Venezuela.

"China no ayuda al pueblo venezolano, solo a sí misma. Aunque Maduro diga que está invirtiendo en 4G con Huawei para mejorar las telecomunicaciones para todos, el acuerdo facilita su control y represión", escribió la diplomática en Twitter.

Breier aseguró que los gobiernos opresores están comprando tecnología China que les permita rastrear y vigiliar a sus ciudadanos, según publicó El nacional.

"China no ayuda al pueblo venezolano, solo a sí misma. Aunque Maduro diga que está invirtiendo en 4G con Huawei para mejorar las telecomunicaciones para todos, el acuerdo facilita su control y represión", escribió la diplomática en Twitter.

Breier aseguró que los gobiernos opresores están comprando tecnología China que les permita rastrear y vigiliar a sus ciudadanos.

Ciber Cuba informó que entre los gobiernos que compran a China sus sistemas de vigilancia se encuentra Venezuela, que también contrató a la empresa china de telecomunicaciones ZTE para crear una tarjeta nacional de identidad que el Gobierno de ese país estaría usando para controlar a los venezolanos, según ha destacado Breier.

Desde hace mucho tiempo el gigante asiático ha utilizado la tecnología para espiar a los tibetanos, los uigures, los kazajos y a miembros de otros grupos minoritarios contrarios al gobierno chino.

El “modelo chino para el desarrollo económico y para el control del Internet cada vez se está haciendo más atractivo para los líderes de tendencia autoritaria en todo el mundo”, ha dicho por su parte Adrian Shahbaz, quien es director de investigación en la organización Freedom House para tecnología y democracia.

De acuerdo con el reporte de Ciber Cuba, en el informe “Libertad en la Red 2018” de esa organización, 18 de los 65 países analizados habían comprado sistemas de compañías chinas como Yitu, Hikvision y CloudWalk.

“Pekín tomó medidas para propagar su modelo en el extranjero con la realización de sesiones de capacitación a gran escala para funcionarios extranjeros y proporcionando tecnología a los gobiernos autoritarios”, indica el informe de Freedom House. (Agencias)

MÁS TITULARES DE INTERNACIONAL