POLÍTICA    

Vicesecretario Michael G. Kozak

Estados Unidos pide al TSE restaurar credibilidad en cómputo



El vicesecretario de Estado de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Michael G. Kozak, afirmó que el gobierno de Donald Trump realiza seguimiento al proceso electoral en Bolivia, en especial y con más énfasis después de la interrupción de la Transmisión de Resultados Preliminares (TREP), hecho que generó protestas y convulsión a nivel nacional porque se descartó la segunda vuelta. El funcionario estadounidense pidió al Órgano Electoral restablecer la credibilidad y transparencia.

“Hacemos un llamado al TSE para que actúe inmediatamente para restaurar la credibilidad en el proceso de conteo de votos (…). Trabajaremos con la comunidad internacional para responsabilizar a cualquiera que debilite las instituciones democráticas de Bolivia. Rechazamos cualquier intento por iniciar violencia y llamamos a todas las partes a resolver la situación por medios pacíficos”, afirmó Kozak en mensajes del Twitter.

La suspensión sorpresiva del TREP la noche del domingo que transmitía resultados hasta el 83.7 % y que garantizaba una segunda vuelta entre Evo Morales (MAS) y Carlos Mesa (CC) y el restablecimiento 23 horas después con porcentajes que descartaban esa segunda vuelta, desataron una serie de protestas en todo el país y denuncias de fraude electoral. El hecho sorprendió a todo el país, a los observadores y a la comunidad internacional.

“EEUU está observando de cerca la 1a ronda de elecciones en Bolivia, especialmente la repentina interrupción de la tabulación electrónica de votos”, afirmó Kozak.

En ese marco, el Departamento de Estados de los Estados Unidos convocó ayer al encargado de Negocios de Bolivia en Washington, Pablo Canedo, para expresarle que llama la atención el recuento de votos a cargo del Tribunal Supremo Electoral. El gobierno de Donald Trump expresó su preocupación por la crisis desatada en Bolivia.

Según reporte del periodista Erik Foronda desde Estados Unidos, la convocatoria al Jefe de la Misión de Bolivia es una señal de la preocupación que existe en el Gobierno de Estados Unidos sobre el proceso electoral boliviano, enrarecido por la manera varias veces interrumpida del recuento y la falta de actas en algunas mesas de votación, según denuncian expertos en los procesos electorales.

La convocatoria del Departamento de Estado al Encargado de Negocios Canedo es una señal diplomática muy fuerte para expresar la posición de Estados Unidos sobre el curso de los acontecimientos en Bolivia.

MÁS TITULARES DE POLÍTICA