PRIMERA PÁGINA    

Fundación Jubileo

Gobernaciones con menor presupuesto que del 2020



Las autoridades electas en los comicios subnacionales del 2021 asumieron su mandato este lunes. Según la Fundación Jubileo el presupuesto para las nueve gobernaciones del país asignado en el Presupuesto General del Estado (PGE), es de 9.520 millones de bolivianos, 13% menos en comparación al año anterior.

El presupuesto total asignado a los nueve gobiernos departamentales (incluyendo el Gobierno Regional del Gran Chaco) asciende a 9.520 millones de bolivianos, de los cuales 5.710 millones son efectivamente para la gestión departamental, mientras el saldo corresponde a gastos delegados.

El presupuesto para la gestión departamental disminuye en aproximadamente 13% en comparación con el presupuesto del año anterior. Del total del Presupuesto 2021 para los gobiernos departamentales, Tarija tiene la mayor asignación de recursos, con aproximadamente 25% del total, seguido por Santa Cruz con 23%, La Paz con 11%, Potosí con 10%, Cochabamba y Chuquisaca cada uno con 9%; y los otros tres departamentos reciben, en conjunto, el restante 13% de la torta.

Este año suman 579 los proyectos de inversión que están programados en el presupuesto aprobado para Gobernaciones, 305 menos que el presupuesto 2020, lo que refleja una disminución significativa de la inversión departamental.

El destino de la inversión de las gobernaciones prioriza el sector caminos, con 38%; seguido de agropecuario, con 23%. La inversión en otros sectores productivos (comercio, industria, servicios para el desarrollo y turismo) llega aproximadamente a 1,6%. Y, la inversión en salud, solamente a 4%, señala Jubileo en el documento de análisis "¿En qué gastarán el dinero los gobiernos departamentales el 2021?

El Presupuesto General del Estado 2021 presenta, para el caso de los gobiernos departamentales, una disminución significativa con relación al Presupuesto 2020. Siendo que la crisis del coronavirus y su afectación en los ingresos públicos no se registró en el presupuesto inicialmente aprobado en 2020, es el presupuesto 2021 que registra todo este efecto.

Es así que las gobernaciones, que ya presentaban una disminución de sus recursos entre 2015 y 2020, se enfrentan ahora a una situación más complicada, con ingresos limitados con los que tendrán que afrontar su gestión las nuevas autoridades electas.

Los gobiernos departamentales tienen como principal función el desarrollo económico, productivo y social en su jurisdicción. Y, con sus limitados recursos, tienen el desafío de asumir este complicado momento, que demanda la atención de la emergencia sanitaria y la reactivación de las economías regionales. La situación actual y las perspectivas plantean la necesidad de optimizar el uso de los limitados recursos y priorizar las inversiones que generen mayor impacto para la población. Esto implica encarar una gestión pública más eficiente en todos los niveles de gobierno.

Fundación Jubileo publica la información de presupuestos departamentales por decimoquinto año consecutivo, con la finalidad de que, a través de la difusión, la sociedad civil tenga conocimiento sobre la gestión que éstos realizan. La asignación de los recursos públicos en diferentes bienes y servicios que el Estado provee afecta directamente a la calidad de vida de la población, lo que debe llevar a una mayor responsabilidad ciudadana para velar por su buen uso.

MÁS TITULARES DE PRIMERA PÁGINA
 
X