DEPORTES    

Este deporte no será tomado en cuenta en los próximos eventos internacionales.

El ráquetbol boliviano corre peligro en perder su peso



El raquetbol nacional pasa por uno de sus peores momentos en su historia; no por el nivel deportivo, sino porque corre con peligro de dejar de ser una disciplina tomada en cuenta en los eventos internacionales. El “deporte bandera”, no fue tomado en cuenta en los próximos Juegos Bolivarianos, Suramericanos y Panamericanos, por lo que el país perderá mayor oportunidad de conseguir medallas.

Bolivia es una de las potencias a nivel mundial en la disciplina del raquetbol. Una gran camada de atletas consiguió en estas últimas décadas diferentes logros en los eventos internacionales. Sin embargo, al no ser un deporte “popular”, no fue tomado en cuenta en los Juegos Olímpicos.

No obstante, el país fue destacándose siendo firme candidato a ganar medallas en los diferentes torneos de la región; algo que inéditamente Bolivia se llenó de orgullo.

Empero, tras décadas de éxitos, el raquetbol será tomado en cuenta para los próximos Juegos Bolivarianos de Valledupar 2022, de los Juegos Suramericanos Asunción 2022 y de los Juegos Panamericanos de Santiago de Chile 2023.

Esta decisión fue tomada por los comités locales que acogerán estos eventos internacionales, según contó el presidente del Comité Olímpico Boliviano (COB), Marco Arze, quien no recibió el apoyo pese a las peticiones a nivel internacional.

Bolivia, que se posicionó en el medallero internacional, quedaría mermado sin el raquetbol, por lo que la Federación Boliviana de este deporte se encuentra en alerta.

Las consecuencias llegarían a golpear en todos los niveles a esta disciplina. En los últimos días, el Ministerio de Deportes comunicó que el apoyo a los atletas del raquetbol estarán destinados para quienes participarán en los Juegos Bolivarianos de la Juventud (Sucre-2021), único evento internacional que acogerá a este deporte.

Esta determinación dejó sin apoyo a los atletas de élite en la categoría mayor.

ATLETAS PIENSAN EN MIGRAR

Bolivia cuenta con los mejores atletas en esta disciplina, pero la falta de apoyo económico hizo que varios deportistas decidan en migrar a otros países para representarlos.

María José Vargas, Natalia Méndez y Diego García aceptaron la propuesta de Argentina para jugar por esa nación. Además, el cochabambino Mario Mercado dijo sí a la oferta que le hizo Colombia, lo propio con la tarijeña Brenda Laime.

Este año, la última en partir fue Valeria Centellas, una de las otras promesas del deporte boliviano, siendo ganadora de medallas para el país y además con títulos destacados en este deporte.

Bolivia quedó con Conrrado Moscoso, los hermanos Carlos y Roland Keller, Jerson y Valeria Miranda; además de Angélica Barrios y Micaela Meneses, quienes hasta el momento representan al país.

Empero, Conrrado Moscoso informó estos días que cuenta con ofertas para representar a otros países. La noticia de que el proyecto “Tunkas” no apoyará al ráquetbol de élite sumó más a la determinación de Moscoso, quien es el ganador de la medalla de oro en los Juegos Panamericanos.

Barrios, contó que también recibió ofertas para representar a otro país, pero ella aún mantiene la postura de seguir bajo bandera boliviana, siendo que además cuenta con auspiciadores que la ayudan a mantenerse activa.

Otros atletas no cuentan con la misma suerte, por lo que se ven tentados en representar a otro país, siendo que países como Argentina cuentan con políticas serias con el deporte, además de brindar estudio, infraestructura, salud y alimentación a sus atletas; condiciones que Bolivia todavía no cuenta.

MÁS TITULARES DE DEPORTES