NACIONAL    

En su puesto de zona Sur

Leandro sólo desea trabajar



Leandro Limachi, pese a su discapacidad psicomotora, no deja de luchar para ganarse el sustento diario en su puesto de venta, situado en la calle 21 de San Miguel; sin embargo, sufre la incomprensión del sindicato de vendedores de dulces de la calle 21, de San Miguel, quienes en muchas oportunidades procedieron a intimidarlo, con amenazas y advertencias.

Él solamente pide que lo dejen trabajar en tranquilidad y que se respeten sus derechos humanos y laborales, más aún por tratarse de una persona con discapacidad.

De acuerdo con Leandro hay personas que pertenecen a un sindicato de comerciantes, entre ellas vendedoras del lugar, que no le dejan vender en su puestito y se dieron a la tarea de amenazarlo, sin ninguna razón justificada.

Este hecho afectó a Leandro que en los últimos días se ve preocupado, pues estas vendedoras le impiden ganarse el sustento diario, sin considerar que como todos, él también tiene derecho a trabajar.

A diferencia de las vendedoras, los vecinos y quienes a diario circulan por la calle 21 de San Miguel, Leandro es una persona tranquila que no tiene problemas con nadie.

De hecho, muchos consideran que es un ejemplo para otras personas, pues todos los días hace un esfuerzo sobrehumano para llegar hasta su puesto de venta para cumplir con su trabajo, donde oferta corta uñas, tarjetas de telefonía celular, pilas, agujas, linternas, ganchos para ropa y otros pequeños objetos.

Este martes, personas amigas y quienes apoyan a Leandro le harán entrega de un mueble para que pueda acomodar sus productos y vender los mismos en mejores condiciones.

MÁS TITULARES DE NACIONAL