INTERNACIONAL    

Nicaragua

Campaña para liberar a “presos políticos”



Managua.- La alianza opositora nicaragüense Unidad Nacional Azul y Blanco lanzó ayer una campaña a favor de la liberación de los detenidos que denomina "presos políticos" y que enfrentan procesos judiciales acusados principalmente de terrorismo, en el marco de las protestas contra el Gobierno.

La campaña, denominada "Diciembre en libertad", expone a través de vídeos y mensajes los más de 600 "presos políticos" que han dejado las manifestaciones antigubernamentales.

Según la agencia EFE, La campaña incluirá una gira de medios con los familiares de los denominados "presos políticos" con el fin de ejercer presión a favor de su liberación durante este mes, dijo a Efe una portavoz de la Unidad Nacional.

Organismos humanitarios locales calculan en más de 600 los detenidos en el marco de las protestas contra el presidente Daniel Ortega iniciadas desde abril pasado.

El Gobierno reconoce 273 detenidos, que clasifica, en cambio, como "terroristas", "golpistas" y "delincuentes comunes".

Entre los detenidos más conocidos están los campesinos Medardo Mairena, Pedro Mena y Freddy Navas, la comerciante Irlanda Jerez, los afrodescendientes Brandon Lovo y Glen Slate, el veterano maratonista Alex Vanegas, y los dirigentes universitarios Edwin Carcache, Byron Corea y Christopher Nairobi Olivas.

La agencia EFE recordó que Nicaragua vive una crisis social y política que ha generado protestas contra el Gobierno de Ortega y un saldo de entre 325 y 545 muertos, según organismos de derechos humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 199 los fallecidos.

Además, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas y otros abusos contra los manifestantes y opositores.

Ortega ha negado las acusaciones y ha asegurado que se trata de un intento de "golpe de Estado".

Las manifestaciones contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, se iniciaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario.

El Nuevo Diario publicó que El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) convocó este domingo a una marcha el próximo 10 de diciembre para conmemorar el 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que se hará en medio de la crisis sociopolítica que vive el país desde abril.

En ese marco, el Cenidh solicitó autorización a la Policía Nacional para realizar esa manifestación, al igual que lo han hecho todos los años, y en medio de una prohibición oficial a las movilizaciones opositoras, dijo a Acan-Efe una portavoz de esa ONG. La fuente indicó que la Policía Nacional aún no ha respondido la solicitud de permiso.

El pasado 23 de noviembre, la Policía de Nicaragua negó el permiso a la Unidad Nacional Azul y Blanco para marchar el domingo 25 de noviembre, en conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y para exigir la liberación de las personas detenidas por protestar contra el Gobierno, en el contexto de la crisis en Nicaragua.

La Policía Nacional adelantó, entonces, que no se autorizarán movilizaciones públicas a personas, asociaciones o movimientos "que participaron y están siendo investigados por sus acciones en el fallido intento de golpe de Estado" contra el Gobierno de Nicaragua.

El pasado 24 de noviembre, el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), pidió a la Policía Nacional a través de un comunicado, que respete los derechos políticos ciudadanos de manifestarse pacíficamente. (EFE - Agencias)

MÁS TITULARES DE INTERNACIONAL