POLÍTICA    

Senador Yerko Núñez

Denuncian pago de coimas para obras



El senador opositor Yerko Núñez envió una carta al nuevo fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, para que investigue las coimas que supuestamente pagó la empresa española Corsan Corviam, para adjudicarse obras en Bolivia.

El legislador recordó que a principios de 2017 tomó conocimiento de que la firma extranjera habría contratado los servicios especializados del “Consorcio Torrez Bejarano & Asociados” a fin de asegurarse la licitación del proyecto hidroeléctrico Miguillas.

Dicha contratación se realizó mediante un contrato privado notariado y luego el senador solicitó a una Notaría de Fe Pública las copias de dicho convenio a fin de contar con una prueba real.

Tras el requerimiento, “la notaria María de la Cruz Ampuero me remitió dicho contrato en donde se estipula una comisión del 3.5 % (es decir coima) a fin de consolidar la licitación no solo del proyecto Miguillas, sino de cualquier licitación en la que la empresa estuviere interesada”, dijo.

Por eso, el 18 de abril de 2017 Núñez solicitó al entonces fiscal general Ramiro Guerrero conformar una comisión de fiscales para que investigue el hecho.

“Sin embargo, a la fecha no he recibido ninguna respuesta, tampoco notificación alguna de que se esté investigando. (Entonces) ante la pasividad y negligencia del exfiscal Guerrero (…) le pedimos al señor Lanchipa que no siga esa línea servil al Gobierno como lo hacía Guerrero e investigue porque aquí tiene la información”, manifestó el legislador, a tiempo de exponer sus pruebas.

Exigió que mediante la investigación fiscal se determine si hubo o no un delito que afecte los intereses del Estado (es decir posible cohecho pasivo propio, uso indebido de influencias y contratos lesivos al Estado).

Asimismo, recordó que hizo conocer este hecho el mismo 2017 al Ministerio de Energía y a la Unidad de Transparencia del Ministerio de Obras Públicas, pero tampoco esas instancias del Gobierno mostraron algún interés para indagar.

“(Por eso) nosotros insistimos que se haga seguimiento a esta denuncia de ‘coimas notariadas’ que fue firmada por una consultora independiente con la empresa española, que además ya abandonó el país. Tenemos la documentación notariada de que se cobraba coimas para poder adjudicar proyectos en beneficio de esta empresa extranjera”, reiteró.

Según los cálculos del legislador, el Consorcio Torrez Bejarano, solamente por el proyecto Miguillas, habría cobrado al menos 14 millones de dólares de coima, pero Corsan Corviam tenía otras obras más en el país, lo que hace presumir que se actuó del mismo modo en esos otros procesos de adjudicación.

“No puede ser que se estén pagando coimas notariadas para adjudicarse proyectos en nuestro país ¿Y quiénes lo hacen? Las empresas extranjeras que han construido carreteras en pésimo estado o abandonaron proyectos (…) esto puede destapar muchísimos actos de corrupción (como sucedió con el caso Lava Jato)”, alertó.

MÁS TITULARES DE POLÍTICA