CULTURAL    

INTELIGENCIA EMOCIONAL

“Corregir nuestros excesos a tiempo nos podría permitir una vida mejor”

Eduardo Kucharsky Asport

“Detrás de todo exceso hay una conducta compulsiva que puede ser corregida si se la corrige a tiempo”



La vida nos otorga un sinfín de bendiciones y de bienes que debemos aprender a usar con mesura y con mucha inteligencia; a veces sucede que malinterpretamos esas bendiciones y en vez de hacer un uso de ellas, hacemos un abuso y todo abuso produce su castigo en el momento o a la larga, pero de que llega, llega.

Cuando olvidamos el principio de la dupla abuso-castigo, comemos en exceso, bebemos en exceso, o hacemos muchas cosas en exceso y ahora que ya conocemos el principio de la dupla “abuso-castigo” podemos comenzar a cambiar de actitud en lo que respecta a nuestra forma de alimentarnos y también a nuestras formas comunicativas que si no se corrigen a tiempo, producirán sus respectivos castigos de los cuales es imposible escapar.

Aprender a revisar nuestros hábitos y descubrir con honestidad todas nuestras conductas excesivas, forma parte de un proceso de limpieza de nuestras conductas inconscientes que distorsionan nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu: Aprender a programarnos para comer o alimentarnos de manera correcta, en la cantidad correcta y de la forma correcta es parte de una disciplina de mejoramiento personal en la cual conseguimos descubrir nuestros errores alimenticios y luego aprendemos a usar “nuestros aciertos alimenticios” para poder alimentarnos conscientemente y de la manera óptima para que nuestro cuerpo no se deforme con engordes excesivos o con desequilibrios que nos quitan la felicidad.

Este artículo es de alguna forma, una creación fuera del tiempo por lo tanto, sería bueno que lo fotocopie y lo tenga a la vista para que su inconsciente vaya entendiendo que en cada ocasión en que abuse de algo, el castigo sobrevendrá como consecuencia.

Los castigos suelen ser privaciones de aquello que abusamos en alguna etapa de nuestra vida; quien comió mucho y sin limitaciones llegará a comer poco, muy poco después; lo mismo pasa con todos los otros abusos de comidas y de personas.

Para que podamos gozar de todas las cosas buenas de la vida, aprendamos a consumirlas en la proporción correcta y con una actitud de gratitud, de goce y de éxito y cuando logre su propósito: Comer con disciplina, sin música desagradable, con actitud amorosa y con la idea correcta: la alimentación es el acto de introducir energía vital en nuestro organismo para poder mantenerlo con fuerza y en perfecto funcionamiento y nada más y debe hacerse de la manera más relajada y sincera posible; nos vemos en el artículo de mañana.

Si desea tener una conversación con el autor o una consulta acerca de cualquier problema de su vida,  llame a los teléfonos del encabezado  (2488284-72513317), se contestan mensajes por WhatsApp también; los problemas sólo se resuelven cuando se los afronta con seguridad.

MÁS TITULARES DE CULTURAL