DEPORTES    

Marza y Nina los reyes de la versión 46

La orureña dominó la competencia de principio a fin. En varones, el peruano Walter Nina fue el vencedor quien atacó en el momento justó y no tuvo problemas.



La orureña Ana María Marza es la reina y con autoridad de la prueba 46 de la prueba pedestre de El Diario; mientras el peruano Walter Nina, fue el notable ganador de la categoría varones, luego de 13 kilómetros y 900 metros de recorrido de la Prueba Pedestre más importante de Bolivia.

Marza tuvo hasta el kilómetro cuatro a una adversaria insistente, Lizeht Choque, pero las piernas le fallaron en bajada, y luego en la subida de la Avenida Busch cobró factura. Pendiente, subida, las piernas no pueden, pero el corazón quiere, no hay más, hay que luchar hasta el final, pare ce que fue lo que dijo Marza para llegar al final sin problemas y en primer lugar.

Marza ingresó sola y con toda solvencia en la avenida Busch, sin amenaza por detrás, porque ya le había sacado algo más de 700 metros a su escolta, antes de ingresar al puente de la Américas, que une Sopocachi y Miraflores. Tuvo el respiro y el aire para tomar la avenida Tejada Sorzano, sin nada de obstáculo, fue impecable en su labor.

La orureña dejó que todo pase por su detrás, pero ella siempre mirando del frente. Ni se rehidrató, no le importó nada, solo ganar y lo hizo con autoridad y seguridad. No hubo y ni tuvo rival. La tarea de la orureña fue genial, jaló a sus rivales al máximo, claro está exponiéndose, y le resultó, ganó con un tiempo de 57 minutos, 18 segundos y 67 centésimos, a un minuto y 30 segundos de la segunda Lizeth Choque, con 58’48”52 y la tercera, Reyna Gutiérrez registró 59’55”11/10.

Marza llegó a la meta íntegra, con sus 32 años a cuestas; valió la pena para la boliviana. Podio y nada que reprocharle, lo hizo todo de principio a fin. En varones, el puneño Nina no tuvo rival. Comenzó, midió y estuvo seguro de lo que hacía. Si los primeros tres kilómetros fueron tensos, el resto fue controlar a sus rivales, medir hasta donde podrían incomodarlo y luego atacar.

Antes de ingresar a la avenida Busch ya tenía ventaja, lo hizo solo. Les costó. Por momentos dio la impresión que las piernas flaqueaban, pero al llegar a la avenida Tejada Sorzano, la ventaja se acrecentó. Para el vencedor el tiempo fue de 46 minutos y 01 segundos.

Sus escoltas fueron Héctor Flores (46’28”) y Justino Quispe (48’22”), muy lejos del ganador de la competencia. La prueba fue desigual porque el peruano así lo quiso.

En la ruta no faltó nada, fue solidarirad y mucho cariño para los competidores en un Domingo de Ramos, distinto, muy humano y con gente que aprovechó también para sacar una postal distinta.

MÁS TITULARES DE DEPORTES