NACIONAL    

Preocupación vecinal

Alarmas en Cupilupaca no están funcionando

> Otro de los problemas que más preocupa a los habitantes de la zona de Cupilupaca, es la falta de seguridad ciudadana y el poco alumbrado público que existe en esta zona



Hace más de cuatro meses que se han instalado 17 alarmas vecinales, pero a causa de la falta de dotación de los controles de estos aparatos, por parte del Municipio, hasta la fecha las mismas no pueden entrar en funcionamiento, siendo esta la preocupación y la molestia de los más de 6.000 habitantes con que cuenta el barrio de Cupilupaca del Distrito 2 de la urbe alteña.

Estas alarmas vecinales fueron adquiridas con Bs 150.000, parte del Plan Operativo Anual (POA) del barrio, monto económico destinado en este sentido que corresponde a la gestión 2017, pero que a la fecha los habitantes de Cupilupaca no pueden gozar de este beneficio, debido a que las la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Municipio no ha entregado hasta la fecha los controles de estos aparatos, para que entren en funcionamiento.

Estos aparatos electrónicos fueron adquiridos con el esfuerzo de los propios vecinos, para que de esta forma los pobladores puedan comunicarse y contrarrestar a la delincuencia, porque el crecimiento poblacional es notorio, además la delincuencia ha buscado otras formas de eludir este sistema.

“Estas alarmas vecinales tenemos en algunos sectores estratégicos, pero no es suficiente, porque los antisociales comenzaron a darse modos para burlar este sistema y ha quedado solamente a los vecinos advertir la presencia de estos grupos con petardos y pitos, porque hasta la fecha a pesar de que ya están instalados estos equipos no pueden funcionar desde hace más de cuatro meses, siendo la preocupación de nuestros vecinos”, afirmó el dirigente de la zona, Teófilo Maqui.

Uno de los problemas que más preocupa a la vecindad de la zona de Cupilupaca, es la falta de seguridad ciudadana y el poco alumbrado público que existe en esta zona, que es aprovechada por los antisociales para delinquir y robar en las casas inclusive en pleno día.

Más de 6.000 habitantes de este sector del Distrito Municipal 2 de la urbe alteña que se encuentra en sur de esta ciudad, han manifestado su miedo de todos los días, porque a falta de un control policial en sus calles sus vecinos viven constantemente con este problema, por la presencia de grupos de personas que se dedican a robar, que a decir de los propios afectados, la oscuridad de la noche es aprovechada para asaltar y hurtar.

De acuerdo con el dirigente de la zona, Teófilo Maqui, a pesar de contar con un módulo policial que alberga a cuatro efectivos del orden, este número ha quedado insuficiente para los 6.000 habitantes que tiene este barrio en los 60 manzanos con que cuenta dicha urbanización.

Según el dirigente, hasta el momento son 110 focos quemados del alumbrado público que no están siendo reemplazados, en varias de sus calles, quedando las mismas en total oscuridad, problema que es aprovechado por la delincuencia, a pesar de que se han puesto muñecos en los postes como advertencia, lo que queda sin un resultado positivo, porque la delincuencia ha rebasado el mismo.

SONDEO DE OPINIÓN

MERY CONDE

Lo poco que tenemos de áreas de esparcimiento, como plazas están abandonadas por la Subalcaldía, no existe mantenimiento y cuando exigimos la solución a estos problemas solo recibimos como respuesta que no existe un presupuesto para este tema, por eso tenemos nuestras plazas en mal estado y sin la posibilidad de un esparcimiento adecuado para nuestros niños.

Por otro lado, la falta de un alumbrado adecuado está haciendo que en nuestra zona aparezcan grupos de antisociales que hacen mucho daño a los vecinos, asaltan en las calles y roban en las casas.

GUILLERMO MOLINA

Nuestra mayor preocupación es la tardanza en la culminación de la avenida Madre de Dios, que a pesar del compromiso del Municipio, hasta la fecha esta vía se encuentra abandonada a medio construir, porque dicen que no existe un presupuesto para terminar esta obra.

Mucha falta hace la seguridad ciudadana, porque a pesar de que tenemos un módulo policial con cuatro efectivos es insuficiente para más de 4.000 habitantes que tenemos en nuestra zona, todo este problema está causando la presencia de delincuentes en el barrio.

TEÓFILO MAQUI

Hemos trabajado mucho, pero lo que no preocupa es la falta de apoyo de nuestra Subalcaldía, especialmente en la implementación del alumbrado público que tanta falta nos hace y a causa de esto ha proliferado la delincuencia, las pocas alarmas vecinales que tenemos es insuficiente, porque nuestra zona ha crecido en los últimos años.

Tenemos planificado que con un POA adecuado podemos comprar más alarmas, porque solo de esta manera vamos a combatir a la delincuencia, a pesar del poco o nada de apoyo que tenemos por parte de las autoridades municipales.

CONSTRUCCIÓN DE AVENIDA ESTÁ PARALIZADA

Una de las principales avenidas de la zona de Cupilupaca, como es Madre de Dios, fue paralizara hace tiempo atrás a falta de una planificación adecuada por parte del Municipio y un apropiado presupuesto para la implementación del asfalto flexible, el mismo que fue iniciado el pasado 1 de febrero de 2017, con un tiempo de conclusión de 120 días, pero el retraso por parte del Municipio no fue explicado, actitud de molestia que fue expresada por los habitantes de esta zona, obra que tiene un costo de Bs 3 millones.

Esta vía que tiene una longitud aproximada de 1 kilómetro, que abarca desde la avenida Litoral hasta otra de las vías como es la avenida Kantutas, la misma que por el recorrido que tiene, abarca varias urbanizaciones de otros distritos colindantes con esta zona de Cupilupaca.

“Es una pena que las autoridades del Municipio no sepan priorizar ni prevenir la construcción de vías tan importantes como nuestra avenida, porque esta vía no solo favorecería a nuestra zona, sino a barrios de otros distritos, por su longitud, por lo que cuando fuimos a exigir la continuidad de esta obra lo único que recibimos como respuesta es que no existe un soporte económico que pueda posibilitar la conclusión de esta construcción”, explicó el dirigente de esta zona, Teófilo Maqui.

La falta de la culminación de esta avenida Madre de Dios, está causando muchos problemas a los vecinos que viven en esta vía, porque al ser paralizada, muchos de los dueños de casa que tiene un vehículo ya no puede guardar en sus garajes, por las dificultades que representa la altura a la que ha quedado la acera.

“Todos los vecinos especialmente de esta avenida estamos en emergencia, porque ya es mucho tiempo que vivimos así con polvo y tierra, además ya no entra ni los carros gaseros por lo que debemos recorrer muchas cuadras para llegar a comprar una garrafa, por otro lado muchos de nosotros tenemos vehículo y no podemos utilizar nuestros garajes por lo alto que han quedado las aceras”, denunció uno de los vecinos.

MÁS TITULARES DE NACIONAL