SOCIEDAD    

Iglesia

“Basta de enfrentarnos entre bolivianos”



“Basta de enfrentarnos entre bolivianos, que mucho daño nos hemos hecho. Comencemos a respetarnos los unos con los otros, a aceptar nuestras diferencias, a saber convivir aun cuando pensamos diferente”. Este fue el mensaje que la Iglesia Católica emitió ayer después del conflicto poselectoral.

El mensaje estuvo a cargo del Monseñor Giovani Arana, Obispo auxiliar de El Alto, desde la Basílica Menor de San Francisco en la ciudad de La Paz.

En la homilía, el Monseñor Arana señaló que el país ha vivido estás semanas, “momentos realmente muy dolorosos”, en los cuales fue invadido por “la oscuridad de la división, la oscuridad de la mentira, la oscuridad de la intolerancia, la oscuridad de la violencia”.

Llamó a que, en este tiempo de Adviento, se luche para ser más tolerantes y aprender a la reconciliarse; perdonar. “Quiero aquí recordar lo que el Papa Francisco en una catequesis nos decía: ‘La misericordia puede curar las heridas y puede cambiar la historia”, dijo.

Dijo que la “oscuridad” ha ocasionado heridas no solamente físicas, sino del espíritu, pero exhortó a aprender a convivir aun pensando diferente; mediante el diálogo.

Señaló que para curar las heridas uno se debe preguntar: “¿Cuáles de mis acciones u omisiones han colaborado para que se generen heridas?”

Planteó, a propósito del Adviento, ponerse como meta a mediano plazo la Navidad, y que para esta fecha se comience a “quitar todo lo malo que entorpezca aquel nacimiento”.

“No más peleas”, llamó el Obispo auxiliar en referencia a las palabras de San Pablo, a tiempo de invitó a la comunidad a trabajar por la paz y la felicidad de todos los bolivianos y bolivianas.

Frente a las situaciones vividas en las pasadas semanas, expresó que se dieron momentos dolorosos, en los que “la oscuridad se ha apoderado de nosotros”, refiriéndose a los enfrentamientos, divisiones, mentiras, violencia e intolerancia manifestada en medio de los conflictos políticos y sociales, tras realizarse las elecciones generales en octubre pasado y los señalamientos de fraude electoral, que condujeron a la renuncia del expresidente Evo Morales.

Antecedentes

Hace un par de semanas, el país sufrió una arremetida de protestas, en los cuales grupos subversivos se habrían infiltrado para causar terror a nivel nacional, en especial en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, donde los manifestantes se enfrentaron con armas de fuego a las fuerzas del orden.

Dos hechos que marcaron la magnitud de los conflictos, fueron la afectación al gasoducto Carrasco Cochabamba y a la planta de Senkata en El Alto, en la que grupos terroristas, como fue calificado por las autoridades, buscan afectar a la ciudad más joven del país y la provisión de gas a las industrias de occidente.

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD