NACIONAL    

Ante crítica situación

Mypes lamentan que medida salarial sea decisión política

• Pequeños empresarios consideran que no se sienten representados por la CEPB, porque no existe quién defienda a los productores nacionales

La micro y pequeña empresa del rubro de madera y textiles lamentan que la determinación de un incremento salarial y anunció de segundo aguinaldo responda solo a una etapa electoral y no a un criterio real en la que se encuentra la economía nacional, explicó Marco Quispe del sector de muebles.

El cierre de mercados en el exterior y el continuo contrabando que se interna por las diferentes fronteras del país han paralizado el 70% de la capacidad instalada en las Mypes, aseguró Quispe.

SIN REPRESENTACIÓN

Para Marco Quispe, del rubro de madera y Felipe Guardia, de la actividad textil, ninguna organización, tanto de su sector Mypes, como de la propia Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) los representa ni defiende ante la crítica situación de las empresas productivas en el país.

“Por eso digo, nadie habla por nosotros, nosotros ya no creemos ni en los dirigentes de las Mypes y menos en la Confederación que tampoco nos representa, ellos se han contentado de recibir algunas migajas como curules parlamentarios o algún préstamo de las Afps y después se han callado, es por eso que nosotros salimos a hablar solos, a decir lo que pasa porque no hay dirigencia que hable por los productores del país”, indicó Quispe.

APETITOS PERSONALES

Mientras que Guardia lamentó que apetitos personales de organizaciones de empresarios, son los que definen que no hablen de cuáles son las condiciones de producción en las que se encuentran las empresas en el país, donde las Mypes están siendo eliminadas por las obligaciones sociales.

“Solo el 10% que son empleados públicos van a recibir el doble aguinaldo e incremento de nuestros propios impuestos y los demás cerraremos nuestros talleres y a la calle, nos espera el despido, porque no podemos más, no podemos pagar cuando la producción esta tan baja”, criticó.

DESEMPLEO

Un informe del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) da cuenta que de cada diez trabajadores, tres perdieron su empleo, por falta de capitales y mercados. Similar situación se vive en las pequeñas empresas de las ciudades de Oruro, Cochabamba y Santa Cruz. “La falta de mercados ha provocado una baja considerable en la producción nacional, donde de cada unidad productiva, de cada diez trabajadores tuvo que despedir a cinco la mitad o más de la mitad”, asegura el productor.

A esta situación se suma la serie de obligaciones laborales e impositivas que deben enfrentar, aspecto que identifica como la asfixia del sector productivo, quienes solo piensan migrar cada vez a la internación de productos acabados vía contrabando, como mecanismos de sobre vivencia.

“Esa es la realidad en las Mypes y al parecer no es analizada por ninguna autoridad del órgano ejecutivo y menos por el Jefe de Estado, es una lástima que a estas alturas, cuando ellos han fracasado en la creación de empresas nacionales, ahora busquen que la pequeña, mediana y la producción nacional fracase, ante las medidas poco reales de un incremento salarial del 5,5% y un 3% al salario mínimo nacional, sin antes garantizar por lo menos las condiciones adecuadas de producción, tanto en la internación de maquinaria de punta, la apertura de nuevos mercados y el cierre de productos internados por el contrabando, por el contrario, las autoridades de diferentes instancias estatales han demostrado que ellos eligen, para dotar mochilas y ropa de trabajo, mano de obra china y no nacional”, criticó Felipe Guardia productor de ropa polar.

FUTURO PREOCUPANTE

Para los productores, el Gobierno no tiene una verdadera política de apoyo y fomento a la producción nacional, motivo por el cual se han quedado con menos del 70% de sus trabajadores. En caso de aprobarse el doble aguinaldo para la presente gestión, la crisis podría agudizarse, con la posibilidad de perder toda posibilidad de recuperar la situación de las Mypes.

Para los microempresarios, las organismos del Estado debieran entender que la microempresa es la base productiva y lo que falta es socializar el tema y enmarcar el destino que tiene el microempresario, respetando la nueva Constitución, pero asumir políticas que apoyen dicha producción, pero, por el contrario se definen incrementos salariales o anuncios de segundos aguinaldos que, en consideración de Guardia, “enterrarán a las Mypes”.

MÁS TITULARES DE NACIONAL

ESTAMPAS ALTEÑAS

Perjudiciales escombros

Diálogo entre Alcalde y choferes

Reunión en cuarto intermedio

Vecinos denunciaron que no es dirigente

Concejo pedirá informe sobre “chantaje” de Vera

Censuran descuido de dueños de mascotas

Bolivia registra 129 casos de rabia animal