SOCIEDAD    

Protestas contra AMLO y Morales

Gobierno pide a México dejar de proteger a exministro Quintana

> El gobierno de Andrés Manuel López Obrador no responde a los varios pedidos del Gobierno de Jeanine Añez, insiste y dice que Evo Morales fue víctima de golpe e identifica a Bolivia como un “pueblo mayoritariamente indígena”. Mexicanos ayer se movilizaron contra su gobierno y el expresidente boliviano.



El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, pidió a la Embajada de México que le quite cobijo al exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana para que se someta a un proceso penal instaurado en su contra por sedición y terrorismo durante el conflicto social y político que se registró tras las elecciones generales.

“En el caso de Juan Ramón Quintana, claramente lo que debería hacer la Embajada mexicana es dejarlo en la puerta para que nosotros lo subamos a nuestro carrito y lo llevemos a que proceda al juicio que le corresponde por sedición y terrorismo”, dijo a los periodistas.

Murillo pidió a la delegación diplomática mexicana que “no cobije a delincuentes” en su sede, a tiempo de recordar que las autoridades bolivianas no pueden ingresar a esa legación porque está considerada como territorio extranjero.

“No es correcto. Este señor prometió hacer un Vietnam de Bolivia y casi lo logró. Si no hubiera sido por nuestra Policía Boliviana, por nuestro Ejército, por la fuerza de los bolivianos, por todos los bolivianos en la calle, por las pititas en las calles, por la fuerza de las mujeres, de los niños y la juventud hoy día Bolivia sería un Vietnam”, agregó.

Según datos oficiales, el Gobierno de transición presentó el 22 de noviembre en la Fiscalía de La Paz una denuncia penal contra el exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, por la presunta comisión de los delitos de sedición y terrorismo.

La Cancillería reveló que la exautoridad sindicada tiene asilo concedido por el Gobierno de México y permanece en la embajada de esa nación en la ciudad de La Paz, pero la ministra de Relaciones Exteriores, Karen Longaric, dijo que no se le proveerá el salvoconducto que precisa para dejar el país.

La otra orden de captura emitida por el gobierno boliviano es contra la exministra de Culturas, Wilma Alanoca, que carga con una acusación por el hallazgo de un arsenal de bombas molotov en instalaciones del Ministerio, cuando ella estaba a cargo.

Entre tanto, el Ministerio Público embargó todas las solicitudes de asilo o salvoconducto de exautoridades del gobierno del expresidente Evo Morales investigadas por los presuntos delitos de terrorismo y sedición.

DESDE MÉXICO.

Ayer, en la ciudad de México se realizó una masiva movilización denominada “Marcha por la unidad de México” contra el gobierno de López Obrador que acogió a Evo Morales a quien le brindó una suerte de exilio dorado junto a Álvaro García y Gabriela Montaño.

“¡Fuera Evo, fuera Evo!”, corearon los mexicanos que rechazan el trato de López Obrador a Morales quien aprovecha las redes sociales y la prensa para insistir en su retorno a Bolivia.

Asimismo la semana pasada, el Congreso de Aguascalientes, en México, declaró como persona no grata al expresidente Evo Morales.

“La LXIV Legislatura del Estado Libre y Soberano de Aguascalientes en virtud de su función y facultad constitucional, ha tenido a bien expedir el siguiente Decreto Número 269, Punto de Acuerdo. En su artículo único: Se declara persona ´non grata´ en el Estado de Aguascalientes”, se lee en documento.

La declaratoria quedó plasmada en un Punto de Acuerdo aprobado, por la mayoría, con los votos del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

De su lado, el presidente de México, dijo ayer que Evo Morales, presionado por militares, fue “víctima de un golpe de Estado”. El mandatario mexicano de línea socialista, respaldó al expresidente de Bolivia, a quien calificó como “nuestro hermano”.

“Que se escuche bien y se escuche fuerte, Evo Morales no solo es nuestro hermano... ¡Evo fue víctima de un golpe de Estado! Y desde México para el mundo sostenemos: ¡democracia sí, militarismo no!”, dijo López Obrador y agregó que “Evo representa con dignidad al pueblo mayoritariamente indígena de Bolivia”.

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD