INTERNACIONAL    

Por los Juegos Olímpicos de Invierno

Corea del Sur y Estados Unidos retrasarán maniobras militares



Seúl.- Los presidentes de Corea del Sur, Moon Jae-in, y su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, acordaron ayer retrasar las maniobras militares anuales que realizan ambos países hasta después de los Juegos Olímpicos de PyeongChang, en un momento marcado por el acercamiento de Seúl a su vecino Corea del Norte.

Ambos tomaron la decisión tras conversar por teléfono, informó la oficina presidencial surcoreana en un comunicado.

La decisión se produce después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, expresara en su mensaje de Año Nuevo su deseo de que el país participe en los JJOO de Invierno que se celebran en el condado surcoreano de PyeongChang del 9 al 25 de febrero, fecha en torno a la cual Seúl y Washington suelen iniciar sus ejercicios.

“Creo que ayudaría enormemente a asegurar el éxito de los JJOO de Invierno de PyeonChang que usted mostrara su intención de retrasar los ejercicios durante el evento”, dijo Moon a Trump, según la transcripción de la conversación.

Trump se mostró de acuerdo en aplazar las maniobras y le dijo a Moon que puede comunicarle a Pyongyang que no habrá juegos de guerra durante la cita.

“Mantendremos un estrecho contacto con EEUU durante el proceso de diálogo entre Corea del Sur-Corea del Norte y estamos seguros de que ese diálogo ayudará a crear una atmósfera para el diálogo entre EEUU y Corea del Norte que pueda solventar el tema nuclear”, añadió Moon.

Trump aseguró, por su parte, que Washington facilitará toda la ayuda necesaria para que Seúl y Pyongyang dialoguen y dijo que “Estados Unidos apoya al presidente Moon Jae-in al cien por cien”.

De cara a ayudar a promocionar los JJOO de PyeongChang el presidente estadounidense se comprometió además a enviar a la cita una delegación de alto nivel en la que estarían incluidos miembros de su familia.

El Gobierno surcoreano ya pidió a finales de año a Washington que considerase el aplazamiento de las maniobras militares para evitar que el régimen norcoreano, que suele considerarlas como un ensayo para invadir su territorio, responda realizando una nueva pruebe armamentística.

Además, el país asiático ha respondido a los gestos de Pyongyang, con quien técnicamente se mantiene en guerra desde hace más de 65 años, proponiendo conversaciones de alto nivel el 9 de enero para tratar la posible participación olímpica del Norte, aunque el régimen norcoreano aún no se ha pronunciado a este respecto.

El acercamiento entre ambas partes puede contribuir a aliviar la tensión tras las continuas pruebas armamentísticas de Pyongyang y las beligerantes respuestas de Donald Trump que marcaron 2017. (EFE)

MÁS TITULARES DE INTERNACIONAL