INTERNACIONAL    

Nueva especie cada medio millón de años



El estudio también revela que una nueva especie de chinche de cama conquista a los humanos aproximadamente cada medio millón de años: además, cuando las chinches cambiaron de huésped, no siempre se especializaron en ese nuevo huésped y mantuvieron la capacidad de regresar a su huésped original. Esto demuestra que mientras algunas chinches se especializan, otras siguen siendo generalistas, saltando de un anfitrión a otro.

El profesor Klaus Reinhardt, investigador de chinches de la Universidad de Dresde, en Alemania, y uno de los líderes del estudio, dice que estas son las especies que razonablemente se puede esperar que sean las siguientes que beban nuestra sangre, y puede que ni siquiera lleve medio millón de años, dado que muchos más humanos, animales y mascotas que viven en la tierra ahora ofrecen muchas más oportunidades.

El equipo, cuyo trabajo se publica en 'Current Biology', también descubrió que las dos principales plagas de chinches de los humanos, la chinche común y la tropical, son mucho más antiguas que los humanos. Esto contrasta con otras pruebas de que la evolución de los humanos antiguos causó la división de otros parásitos humanos en nuevas especies.

"Estos hallazgos nos ayudarán a comprender mejor cómo las chinches desarrollaron los rasgos que las hacen plagas efectivas, lo que también nos ayudará a encontrar nuevas formas de controlarlas", asegura el profesor Mike Siva-Jothy, de la Universidad de Sheffield.

Los investigadores esperan que los hallazgos ayuden a crear una historia evolutiva de un grupo importante de insectos, permitiéndonos entender cómo otros insectos se convierten en portadores de enfermedades, cómo evolucionan para usar diferentes huéspedes y cómo desarrollan nuevos rasgos. El objetivo es ayudar a controlar los insectos de manera efectiva y prevenir la transmisión de enfermedades transmitidas por insectos.

MÁS TITULARES DE INTERNACIONAL