NACIONAL    

Peatones irresponsables no utilizan pasarelas

> Solo el fin de semana se atendieron cuatro hechos de atropello a peatón; una a dos personas mueren por este mismo hecho cada semana



En la avenida Juan Pablo II, altura de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), la gente arriesga su vida al pasar la vía entre los vehículos, situación que fue calificada de irresponsable ya que existen pasarelas.

La pasarela está “al paso”, como dirían las personas adultas, pero pese a esto prefieren correr el riesgo diariamente. Las dos vías de ida y retorno del transporte en la Juan Pablo II registran un alto tráfico, no solo porque esta es la que conecta a más de cuatro distritos y permite la llegada a la Ceja desde el norte de esta ciudad.

Se tienen un estimado de más de mil motorizados los que transitan cada media jornada y esta cantidad es superada a más del doble los fines de semana, cuando retornan de las provincias turísticas diferentes vehículos del transporte público y privado. No solo se habla de las horas pico, sino que en todo momento la avenida Juan Pablo II a la altura de la UPEA se convierte en la de mayor afluencia en el tráfico vehicular.

“Es una de las avenidas que registra un alto tráfico, ya en esta avenida hubo varios hechos de tránsito, no solo con los escolares, incluso en una ocasión han atropellado a estas muchachas que ingresan a la universidad a jóvenes que suelen quedarse a consumir bebidas alcohólicas y salen mareaditos a ellos igual les ha pasado. Si bien existen semáforos en esta vía, pero eso es más para el autotransporte, no para el peatón porque los vehículos salen de esta avenida y suelen subir la calle de la universidad o darse la vuelta en sentido contrario a la avenida y en esos casos es que ocurren los hechos de tránsito”, añadió.

A pesar de los riesgos, mujeres, menores, universitarios, adultos mayores y sobre todo la comunidad universitaria, que es la que suele pasar la vía sin hacer uso de la pasarela, por debajo de ella una vez que el semáforo está en rojo de un solo lado, la gente se apresura por pasar a paso ligero y cuando está en amarillo, o busca subir a una movilidad simplemente camina en medio del transporte para lograr su propósito.

Para funcionarios de Tránsito este riesgo innecesario no solo se presenta en la mencionada avenida y a pasos de la pasarela, sino en todas aquellas avenidas de alto tráfico como es la 6 de marzo, altura Senkata, puente Bolivia, entre otros donde la gente incluso se dio la tarea de romper el separador de vías que es una construcción de cemento, para poder pasar por medio de la avenida a pesar del riesgo de quedar atropellado.

“Es difícil modificar la costumbre de la gente, se han realizado charlas, hemos llegado a los colegios para que sean los niños quienes orientes a sus padres y utilicen la pasarela, pero los argumentos son numerosos, desde perder tiempo en subir las gradas, de sufrir dolores de rodilla por las gradas de la pasarela, incluso aquellos de que en la pasarela existen robos, que sienten frio y finalmente el argumento de la costumbre del ‘hace años pasaba así y nunca me pasó nada’, ese es el factor que es casi imposible volver a educarnos”, expresa Raúl Marca, suboficial de pasada, quien haciendo uso de la pasarela divisa cómo la gente por debajo de ella arriesga su vida pasando por medio del tráfico vehicular.

El Diario verificó que en menos de una hora más de cinco veces las movilidades tuvieron que hacer uso de sus bocinas o reducir la velocidad como condición para no atropellar peatones, en una vía no solo de alto tráfico, sino de mayor afluencia de personas por la presencia de una casa superior de estudios y por la mayor cantidad de rubro del comercio.

Una vez consultada la gente del porque arriesgaba su vida en la vía, las respuestas no fueron diferentes a las que describe el funcionarios policial.

¿Por qué no utiliza la pasarela?

“Va disculpar, es que estoy apresurado y debo conseguir transporte hasta la Ceja”.

¿Por qué no hace uso de la pasarela señora?

“Es por mi papá, él no puede subir las gradas, tiene problemas de las rodillas, por eso es que aprovechamos en pasar al frente en este lugar que hay más peatones”.

Mientras los universitarios, al momento de ser consultados solo atinaban a decir, “es que es más rápido y sí se puede pasar porque hay líneas de cebra”.

Líneas de cebra que se despintan por el pasar del tráfico vehicular, pero que no garantiza que los mismos conductores la respeten, más cuando existen otras calles por las cuales llegan los motorizados a la misma avenida, donde la pasarela solo es utilizada como mirador de entradas folclóricas y no como seguridad vial.

MÁS TITULARES DE NACIONAL