DEPORTES    

El estadio Siles, uno de los más temidos, ¿por qué?

Si solo fuera la altura, la Selección, Bolívar y The Strongest debían ser imbatibles.



La final de la Copa Libertadores 2018 ha despertado interés en el ámbito mundial. El clásico argentino entre River Plate y Boca Junior, conocidos en todo el planeta, ha movido a la BBC de Londrés a confeccionar una lista de los estadios más intimidantes a lo ancho y largo de la tierra y el tercer aparece el Hernando Siles de La Paz.

Según la publicación de la BBC, el escenario enclavado en la zona de Miraflores intimida “más que por el aliento de su afición”, por “su ubicación a 3.600 metros sobre el nivel del mar”.

“La falta de oxígeno afecta tanto a los futbolistas como a los aficionados visitantes, hasta el punto de que hay selecciones que quedan completamente a merced de sus anfitriones, como le pasó a Argentina en 2009 cuando fue goleada 6-1”, justifica el reportaje.

Además hace recuerdo que “la FIFA, presionada por la Albiceleste y Brasil, prohibió los partidos internacionales en campos situados a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar en 2007, lo que produjo airadas protestas de la afición boliviana lideradas por el propio presidente del país, Evo Morales”.

Desde 1995 ha emergido un debate alrededor del juego de partidos internacionales a más de 2.500 o 3.000 msnm. En varias oportunidades, la FIFA planteó un veto a la altura para luego echarse atrás. El último intento fue el 2007 y desde esa año el asunto quedó archivado.

El mayor detonante para intentar vetar a La Paz y otras ciudades de altura fue la victoria de la Selección Boliviana ante su similar de Brasil, el 25 de julio de 1993, por las clasificatorias para la Copa del Mundo Estados Unidos 1994, que puso fin al invicto de casi 40 años de la verde-amarilla en eliminatorias mundialistas. La discusión sobre «la altura» tomó nuevas dimensiones.

El argumento del veto llegó junto con la decisión de jugar por primera vez en la historia las eliminatorias sudamericanas (a partir de Francia 1998) con el sistema de todos contra todos, lo que plantea nueve salidas de casa a los nueve seleccionados en competencia.

ESTADISTICAS

Si solo se tratara de la altura la Selección Boliviana y los equipos paceños como Bolívar y The Strongest debían ser imbatibles, pero la realidad en el campo de juego es otra y así lo demuestran las estadísticas.

A nivel de selecciones, todos los combinados nacionales del resto de Sudamérica se han llevado victorias, al menos una tal el caso de Uruguay y Venezuela.

El 7 de junio de 2013 la Selección Boliviana jugó su partido número 100 en La Paz. El rival por las Eliminatorias Brasil 2014 fue Venezuela. El resultado un empate 1 a 1.

De los 111 partidos jugados en La Paz, 107 los disputó en el Hernando Siles y cuatro en el Libertador Simón Bolívar, en 1977.

La mayor goleada a favor se produjo el 5 de marzo de 2000 cuando Bolivia le ganó 9 a 2 a Haití. La única goleada en contra en los 111 partidos disputados en La Paz le correspondió a Ecuador el 6 de octubre de 2001, cuando apabulló a la Verde por 5 a 1.

Los 59 triunfos, 27 empates y 25 derrotas es el saldo de esa historia. 20 selecciones han jugado alguna vez en La Paz. Alemania Democrática, Bulgaria, Checoslovaquia, El Salvador, Finlandia, Haití, Hungría, México, Panamá, Polonia y Rumania.

No han perdido en La Paz: Bulgaria, Hungría, Polonia y Rumania. No han ganado en La Paz: Alemania Democrática, Checoslovaquia, El Salvador, Finlandia, Haití, México, Panamá y Rumania.

En Eliminatorias, Bolivia ha ganado 37 partidos, empatado 18 y perdido 17, con un rendimiento del 59,72 % de los puntos en juego.

CLUBES

El estadio Hernando Siles albergó más de250 partidos en torneos internacionales por Copa Libertadores, Sudamericana, Ganadores de Copa, Copa Merconorte y Conmebol; estas tres últimas desaparecidas.

El Siles ha sido testigo de grandes triunfos de Bolívar y The Strongest frente a Boca, River, Peñarol, Nacional, Olimpia, Sao Paulo o Flamengo, Sao Paulo entre otros.

El viejo estadio fue testigo del partido de la Recopa Sudamericana que consagró campeón continental a Mariscal Santa Cruz. El 26 de abril de 1970 derrotó a El Nacional de Ecuador por 2 a 0.

De esos algo más de 250 cotejos, los cuadros paceños no han pasado de los 130 triunfos, aldo de 40 fueron victorias y 45 empates ante rivales del exterior, el resto derrotas frente a los visitantes.

LOS OTROS ESTADIOS TEMIDOS

LA BOMBONERA / BOCA JUNIORS

El estadio Alberto J. Armando es único en su diseño y concepción. Con una tribuna vertical y tres plateas que rodean el campo, los aficionados están literalmente encima de los jugadores.

Cuando los hinchas alientan a su amado Boca no solo tiemblan las gradas, también lo hace el suelo, generando un ambiente casi imposible de repetir en otro lugar del mundo.

Ni en el Monumental, escenario en el que River y Boca definirán al campeón de la Libertadores el próximo sábado 24.

RAJKO MITIC - ESTRELLA ROJA

El “Maracaná” europeo hace temblar a más de un jugador cuando se dirigen por el túnel de los vestuarios al campo, intimidados por el ensordecedor ruido que se genera desde las gradas.

Hogar del Estrella Roja desde 1963, el estadio cuenta con una pista de atletismo que separa los aficionados del campo, pero eso no impide que los futbolistas visitantes sientan una presencia constante a sus espaldas.

TÛRK TELEKOM ARENA - GALATASARAY

Para entender lo que significa un derbi entre el Galatasaray y el Fenerbahce en Turquía solo basta ver la pasión de los aficionados presenciando un entrenamiento antes del partido entre estos dos eternos rivales.

Es tal la devoción por sus colores que en ocasiones se cruzan los límites de lo deportivo, tanto en el campo, como fuera de él (tres jugadores fueron expulsados en el más reciente derbi en Estambul).

Una enorme pancarta suele recibir a los aficionados y jugadores visitantes con el mensaje de “Bienvenidos al infierno”, con antorchas y bengalas encendidas de rojo y amarillas que generan una atmosfera especial.

Pese a que ese campo fue demolido en 2011, su espíritu se mantiene vigente en el nuevo hogar del Galatasaray.

SAN PAOLO / NAPOLI

Acompañar a tu equipo en Italia en sus partidos de visita suele ser una verdadera demostración de fidelidad para los tifosi, pero ninguna experiencia le llega al nivel de lo se vive en el estadio San Paolo y los apasionados seguidores del Napoli.

Construido sobre una roca volcánica, este legendario campo se transformó gracias una nueva legión de seguidores animados por la llegada del argentino Diego Armando Maradona.

Pese a que el tiempo ha dejado su huella en sus gradas, hasta el punto que el presidente del Napoli, Aurelio De Laurentis, dijo que “francamente es un retrete”, el San Paolo es uno de esos campos que no se pueden olvidar.

DE KUIP / FEYENOORD

Oficialmente conocido como el estadio Feijenoord, “el tubo” es el campo más estridente de Holanda gracias a su imponente y claustrofóbico diseño, similar al de una bañera.

Cada vez que el Ajax visita Rotterdam se produce un choque que trasciende el fútbol, entre la clase obrera de esta ciudad portuaria y la afición más aburguesada que se relaciona con el club de Amsterdam.

MESTALLA / VALENCIA CF

Es posible que no tenga un número de trofeos en sus vitrinas al nivel del Barcelona o el Real Madrid, pero sus aficionados hacen sentir su presencia en el campo como pocos en la Liga.

El estadio en sí, con una tribuna norte bastante pronunciada, crea la sensación de estar continuamente juzgando a los jugadores en la cancha, además de vértigo para los hinchas.

Los aficionados visitantes son colocados en la sección noreste de la grada y no es recomendable para personas que tienen fobia a las alturas.

MÁS TITULARES DE DEPORTES