INTERNACIONAL    

ONU pidió mayor decisión para observar tregua en Siria



Naciones Unidas.- La ONU pidió ayer mayor decisión para respetar la tregua aprobada por el Consejo de Seguridad en febrero pasado, y denunció que a pesar de ello sólo en la zona de Guta oriental han muerto desde entonces 1.700 personas.

“Los últimos meses han sido de los peores para muchos civiles dentro de Siria”, afirmó el máximo responsable de la ONU para la coordinación de asistencia humanitaria, Mark Lowcock, al presentar su informe mensual ante el Consejo de Seguridad.

El Consejo de Seguridad aprobó unánimemente el pasado 24 de febrero una resolución para que todas las partes que intervienen en el conflicto armado en Siria respeten un cese al fuego con el fin de atender necesidades humanitarias.

Pero tanto miembros del consejo como la ONU han lamentado que esa resolución no haya sido respetada por las partes involucradas en el conflicto, lo que genera una situación dramática para todos los civiles, especialmente en la zona de Guta oriental.

Lowcock señaló que desde que se aprobó esa resolución las operaciones militares, y especialmente los ataques aéreos, han causado en esa zona más de 1.700 personas y miles más han resultado heridos.

También informó de 28 ataques contra instalaciones médicas desde mediados de febrero.

La parte este de Guta es objetivo de una ofensiva terrestre de fuerzas del régimen de Bachar al Asad contra el principal feudo de la oposición siria a las afueras de Damasco, un ataque que fue precedido de bombardeos de la aviación siria y de sus aliados rusos.

Según Lowcock, cerca de 52.000 civiles de Guta oriental están alojados en ocho refugios de la zona rural de Damasco, y tienen un acceso limitado a alimentos y atención médica.

Están “cansados, hambrientos, traumatizados y llenos de miedo”, agregó el alto funcionario de la ONU, citando al responsable de la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU para Siria, Ali al Zatari.

En su exposición por videoconferencia desde Ginebra, Lowcock recordó que tanto Naciones Unidas como otras organizaciones atienden a cerca de 7,5 millones de personas cada mes en todo Siria.

“Sin esta asistencia, la situación podría ser más catastrófica de lo que es ahora, y la pérdida de vidas aún mayor”, agregó. (EFE)

MÁS TITULARES DE INTERNACIONAL