INTERNACIONAL    

Frontera con Colombia

Ecuador denuncia presunto secuestro de periodistas

• El gremio de periodistas de Ecuador condenó el hecho delincuencial



Quito.- El Gobierno ecuatoriano denunció ayer el “presunto secuestro” de dos periodistas locales y un conductor cerca de la frontera con Colombia mientras ambos hacían una cobertura informativa en la provincia de Esmeraldas.

Los tres individuos, que trabajaban para el diario El Comercio aunque sus nombres no se ha dado a conocer, desaparecieron según el Gobierno en la parroquia de Mataje, la misma en la que la semana pasado murieron tres soldados ecuatorianos en un atentado de supuestos narcotraficantes.

“El Gobierno ha activado todos los protocolos de seguridad y de investigación, a fin de precautelar (prevenir, impedir riesgo a) la integridad de los ciudadanos”, informó el Ejecutivo en un comunicado difundido esta madrugada.

REUNIÓN CON VÍCTIMAS

Según la nota, los ministros de Defensa, Patricio Zambrano, de Interior, César Navas, y el fiscal general del Estado, Carlos Baca, miembtos todos del Gobierno que preside Lenin Moreno, se reunieron el pasado lunes con las familias de los periodistas para informarles de los hechos.

La situación en la frontera con Colombia se ha deteriorado en los últimos tres meses con una cadena de ataque a fuerzas ecuatorianas en la provincia de Esmeraldas por parte de grupos armados vinculados con la delincuencia y el narcotráfico.

El sábado, tras la muerte de tres soldados, los dos países mantuvieron una reunión en la fronteriza Tulcán con el fin de coordinar sus actividades en materia de defensa y reforzar la cooperación.

CONDENA DE GREMIO

En tanto, la Unión Nacional de Periodistas (UNP) de Ecuador condenó ayer el secuestro ocurrido ayer de tres trabajadores del diario El Comercio, de Quito, en la provincia costera de Esmeraldas, zona fronteriza con Colombia.

En un comunicado apuntó que en un hecho “inédito y condenable, las fuerzas delincuenciales que actúan en la frontera norte han secuestrado a dos colegas periodistas que se encontraban cumpliendo con su deber, cubriendo los hechos noticiosos suscitados en la zona de Mataje”.

Ante este repudiable hecho, la UNP “se solidariza con los colegas que han sufrido el ataque y con sus familiares”, indicó en el escrito.

SOLICITUD AL GOBIERNO

Solicitó al Gobierno presidido por Lenín Moreno que, “con la urgencia del caso”, tome las medidas necesarias “para precautelar la vida e integridad de nuestros compañeros y obtener su liberación”.

La UNP demandó a las instituciones del Estado relacionadas con la seguridad que brinden protección y establezcan protocolos de seguridad para el trabajo periodístico en zonas de riesgo.

Asimismo, alertó a la opinión pública que “estas prácticas coercitivas y violatorias de la libertad de expresión, el ataque a los medios y periodistas para buscar su silencio, son parte de la política de amedrentamiento de fuerzas antidemocráticas y delincuenciales”.

Consideró que esas fuerzas, “deben tener una sólida respuesta del Estado y la sociedad en su conjunto”, por lo que formuló un llamamiento a mantenerse vigilantes y solidarios “ante esta amenaza”.

PRONUNCIAMIENTO

DE ONG

También la organización no gubernamental Fundamedios recordó que las acciones de violencia contra periodistas y miembros de medios de comunicación “constituyen una de las formas de censura más extrema”.

En un comunicado apuntó que el Sistema Interamericano en su documento de Estándares Interamericanos y Prácticas Nacionales sobre prevención, protección procuración de la justicia respecto de violencia contra periodistas y comunicadores, ha ratificado “que es responsabilidad del Estado garantizar el libre ejercicio del periodismo”.

Agregó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha reconocido que es parte del campo de actividades periodísticas cubiertas por el derecho a la libertad de expresión, el visitar comunidades afectadas por situaciones de conflicto armado, documentar sus condiciones de vida, recoger testimonios y denuncias de violaciones de sus derechos humanos.

VIGILIA

Por otra parte, y de forma espontánea, periodistas se han autoconvocado a una “vigilia de solidaridad” por el secuestro del equipo de Diario El Comercio mientras cumplían su trabajo en Mataje, Esmeraldas.

La idea circuló en redes sociales con las etiquetas “Nos Faltan 3”, pues han sido tres los trabajadores del diario El Comercio secuestrados ayer en la provincia de Esmeraldas. (EFE)

MÁS TITULARES DE INTERNACIONAL