METRO CUADRADO    

Nadie garantiza detener una próxima posible riada



Pese a las obras que se realizan en el rio, los encargados no garantizan que las obras puedan detener una nueva riada de la Cuenca Taquiña, pues la historia demuestra que ya sucedieron estos fenómenos, aunque no muy frecuentes, pero que no existen tiempos para que se repita, especialmente cuando la naturaleza tomó otro rumbo de lluvias y en cualquier momento provoca desastres.

Por lo que se puede advertir y las explicaciones, el sector es vulnerable a un nuevo desastre a futuro estén las viviendas habitadas o no. Pero que las autoridades se abstienen de decirlo públicamente por temor a que comenten “nos niegan ayuda, negligentes, inhumanos” y otros que políticamente fueron direccionados para calmar el asunto…pero que no quieren anunciar que controlar o embovedar el rio Taquiña es casi imposible y la única solución es que los vecinos despejen el lugar, caso contrario dentro de pocos estaremos nuevamente escribiendo otro desastre en la región

CERCA DEL RIO

Si bien el rio fue ensanchado con caída preferencial hacia la derecha no tanto a la izquierda (pero no quiere decir que a futuro no afecte, no existe ninguna garantía) visto desde la cuenca superior, pero en ambos lugares la gente comenzó a reconstruir sus viviendas, como desafiando a la naturaleza y a escasos metros del mismo rio o quizás la razón sea presionar a las autoridades para que les “devuelvan la inversión” aunque muy probable puedan ayudarles, pero devolverles el total de su inversión, casi imposible.

ENTRE ANCHO Y ANGOSTO

La Cuenca nace en la Cara del Indio, ubicado entre medio de dos cerros, pero que tiene una vertiginosa caída por la altura de las montañas y arrastra bastante sedimento por la humedad de las lluvias y que toma su cauce por el río Taquiña, pero en el nudo o cuello es donde presiona el agua y el sedimento para luego expulsar con fuerza al playón que demuestra que durante cientos de años ya sucedió, pues la región es como un abanico abierto (se expande) no toma un curso de rio y es donde los vecinos construyeron sus viviendas y en caso de hacerse un estudio en adelante se puede conjeturar que la mayoría de las viviendas están encima del sedimento de rio que se acumularon en los cientos de años, pero lo extraño es que las casas están por debajo de la altura del rio.

El playón se reduce aun un riachuelo mentiroso que efectivamente baja en dirección a la ciudad, pero más abajo el rio desemboca en un embovedado angosto, donde también existen construcciones y corren peligro.

MÁS TITULARES DE METRO CUADRADO