La Guía    

Agar Delós, la actriz que elevó la autoestima de la mujer de pollera

* A lo largo de sus casi 66 años de trayectoria, Agar Delós fue toda una institución dentro de la escena nacional. A una semana de su fallecimiento, hoy recordamos algunos pasajes de su carrera.



“Una mujer que no ve las cosas imposibles, sino difíciles, emprendedora y fuerte de carácter”, así se definía Agar Delós, la reconocida actriz paceña que murió el pasado domingo.

La buena madera de la que estaba hecha esta actriz fue percibida por el director Raúl Salmón de la Barra, cuando la descubrió, por casualidad, en 1953 y con quien debutó en la obra “Los hijos del alcohol”.

“En esa obra hice el papel de una cholita y don Raúl me dijo: Hijita, eres todavía una niña, pero tu físico va a ayudar. Aquí, en el teatro, crecemos, envejecemos, rejuvenecemos y muchas veces morimos, así que vas a estar bien porque yo quiero que tú de hoy en adelante siempre estés en mis obras”, recordó con nostalgia la actriz en la entrevista que le hizo el entonces suplemento Tu Guía del periódico EL DIARIO.

Desde entonces, doña Agar, quien nació en La Paz el 24 de marzo de 1937, no dejó de subyugar al público con su fuerza interpretativa en el teatro, el cine y la televisión.

Hoy les presentamos partes de esa memorable charla que tuvimos con ella.

TG: ¿ES CIERTO QUE EL APELLIDO DELÓS SE LO PUSO DON RAÚL SALMÓN?

A: Efectivamente, mi nombre es Agar Antequera, pero el apellido Delós me lo cambió donde Raúl Salmón en homenaje a una gran actriz, directora y dramaturga española argentina, doña María Delós, de quien me decía que tenía la garra. Fue el año 59, en el estreno de “Plato paceño”, cuando me presentó como primera actriz.

TG: ¿EN QUÉ TIPOS DE OBRAS HA PARTICIPADO?

A: He hecho drama, comedia y también tragedia, pero a mí me gusta más el drama. Cada obra es como un hijo, una desde que empieza a ensayar, a construir y ver la psicología del personaje y a sacar un ser vivo de la letra muerta de un libro es, pues, un trabajo muy especial en el que tenemos que aplicar muchas técnicas y además de eso, también tiene que ver mucho nuestra fibra humana. Para ello, como me han enseñado mis maestros, tengo que separar la personalidad cotidiana para adoptar la personalidad del personaje al que uno tiene que dar vida.

LG: ¿QUÉ TIPO DE ACTRIZ ES AGAR DELÓS?

A: Soy una actriz que puede interpretar cualquier rol, aunque la mayor parte de mi carrera he personificado a la chola paceña, pero en otras obras, como en El cielo está lejos, hice de una chica de 18 años que era morfinómana, un papel que me encomendó don Humberto Rada de la Peña.

LG: Y ¿QUÉ PERSONAJE MARCÓ SU CARRERA?

A: Uno que recuerdo es cuando hice de la madre de Zambo Salvito en 1968, bajo la dirección de Juan Carlos Bassi, quien le dio mucha fuerza a este personaje. Ahí realmente agoté hasta el mismo físico. La obra fue un gran éxito, pues estuvimos dos meses y más en cartelera y viajamos por el interior.

LG: ¿QUÉ LE DEJÓ INTERPRETAR A LA CHOLA PACEÑA?

A: La chola, al igual que una reina, una princesa, es también un ser humano con sentimientos, que sufre y ríe cuando tiene problemas y que disfruta cuando algo le llena su vida de alegría, solo le falta capacitarse, pues es un ser fuerte, luchador, emprender, ejemplo de trabajo.

LG: ¿SU FISONOMÍA LE AYUDÓ A INTERPRETAR A ALGUNOS PERSONAJES?

A: Puede ser, pero al margen del físico, en mi participación en la película Escríbeme postales a Copacabana, por ejemplo, lo que más le impresionó al director, Thomas Krontaler, fue mi fuerza interpretativa.

LG: ¿CUÁL ES EL SECRETO DE SU ÉXITO?

A: Aprender, aprender y ser humilde. Para ser una buena actriz se necesita amar este arte y respetarlo, sobre todo.

LG: ¿QUÉ LE HA DADO EL TEATRO?

A: Muchas satisfacciones, me ha llevado a la televisión inicialmente y después al cine. Realmente me siento feliz. También me dio la oportunidad de elevar la autoestima de la mujer de pollera. Siempre dije que ella puede llegar a ocupar un sitial especial en la sociedad.

SU PRIMER PROTAGÓNICO EN EL CINE

Con innumerables participaciones en el cine desde 1962, en películas como El rata de América, Cuestión de fe, Para recibir el canto de los pájaros, Amargo mar, Los Andes no creen en Dios, ¿Quién mató a la llamita blanca?, La cacería del nazi y Guerrilla, y en la televisión a partir de la década de los 70 junto a Tito Landa y en producciones como Criolladas, Paulina y el Cóndor, Dios en venta e Historias del vecino, Agar Delós hizo su primer protagónico en la pantalla grande en el filme boliviano-alemán Escríbeme postales a Copacabana al lado de la actriz cochabambina Carla Ortiz, y en la que da vida a Elena.

LG: ¿QUÉ LE DEJÓ PARTICIPAR EN ESTA PELÍCULA?

A: El valorar lo nuestro, lo que tenemos, de mostrar esa fuerza que tiene nuestra raza, nuestra cultura y también el demostrar que en Bolivia hay grandes valores en la parte actoral y técnica, tenemos grandes profesionales.

MÁS TITULARES DE La Guía