Ciencia y Computación    

Ciencia y Computación responde

Un videojuego contra el TDAH ¿Es posible?



Braingaze desarrolló un experimento para comprobar si Eye X mejoraba la concentración de los menores: se dividió a 28 niños de entre 8 y 15 años en dos grupos y, durante tres semanas, jugaron a RECOGNeyes, una versión primigenia de Duck. Uno de los grupos utilizó la tecnología de Eye X para controlar la pantalla con los ojos, y el otro empleó un simple ratón de ordenador. Los primeros mejoraron ciertos patrones de atención.

La empresa desarrolla un mecanismo para fijar la atención y controlar la pantalla con la vista

La mecánica de Duck, el videojuego desarrollado por la empresa emergente Braingaze, es sencilla. El jugador debe disparar a una serie de objetos móviles (una diana, un huevo dorado…) y esquivar a las aves que aparecen en la pantalla. Su aspecto más novedoso llega gracias a un dispositivo sueco, Tobii Eye X, que permite controlar el disparador con el movimiento de los ojos. Un videojuego que pretende ser una ayuda para los pacientes con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

“Si se entrena el control del movimiento de los ojos, creemos que mejorará el proceso de neurotransmisión”, argumenta Hans Supèr, primer ejecutivo de Braingaze.

“La hipótesis es que el sensor ocular mejora los movimientos del ojo y, consecuentemente, la atención”, resume. El TDAH es un trastorno neurobiológico que suele diagnosticarse en niños y adolescentes, pero acompaña al adulto el resto de su vida. “Se caracteriza por un patrón persistente de inatención y/o hiperactividad que interfiere en el ámbito personal y profesional”, explica la doctora Núria Mallorquí, responsable de la unidad de TDAH del Hospital Universitario Dexeus.

La empresa planea alquilar los dispositivos para controlar el disparador con la vista al precio de unos 150 euros. El lanzamiento del software de Duck se prevé para el próximo mes de septiembre.

MÁS TITULARES DE Ciencia y Computación