SOCIEDAD    

Gobernación de Santa Cruz

2.4 millones de hectáreas fueron devastadas en la Chiquitania

> Activistas increpan a ministro Luis Arce para que se declare desastre nacional y canciller descarta totalmente la posibilidad y dice que si lo hace, Bolivia perdería su institucionalidad. La Gobernación de Santa Cruz reitera pedido pero sin respuesta favorable



La Gobernación de Santa Cruz confirmó ayer que 2.440.000 hectáreas fueron quemadas por el incendio en la Chiquitania, siendo las más afectadas las reservas forestales, donde cientos de miles de animales perecieron por el fuego, informó la secretaría de Medio Ambiente, Cinthia Asín.

A más de dos meses de los primeros registros de alerta por los incendios, el fuego en la Chiquitania cruceña continúa hasta la fecha, donde de las más de dos millones de hectáreas devastadas con toda su biodiversidad, se llevó la vida de cuatro bomberos en la región.

De esa cantidad, 1.150.000 corresponden a las áreas protegidas que por su valor intrínseco, son fundamentales para la vida del departamento, no solo por la belleza escénica sino también por todos los servicios ambientales que brindan las reservas forestales para Bolivia y el mundo entero.

La mayor afectación se dieron en los parques nacionales sobre todo en el Área Natural de Manejo Integrado (ANMI) San Matías, en el Parque Nacional Otuquis, en el Indígena Charagua y Ñembi Guazú.

En las áreas protegidas departamentales, los guardaparques fueron los bomberos, quienes se encargaron de proteger en Santa Cruz La Vieja y el fuego fue controlado con antelación.

Hasta el sábado, de 58 incendios bajó a 50 focos activos en 11 municipios afectados y aún trabajan en el control y la liquidación de los mismos. Los municipios más afectados son San Ignacio de Velasco, Concepción y San Matías, dijo la funcionaria, según reporte de Erbol.

ENTRE CLAMORES

Y NEGATIVAS

Ante la situación de emergencia en la Chiquitania y otras regiones del país como el departamento de Tarija donde ayer comenzó un incendio provocado, según denuncia del alcalde de la capital Rodrigo Paz, los pedidos al Gobierno central de que declare de una vez, desastre nacional, con a diario. Asimismo, la negativa rotunda de los funcionarios estatales se repite como respuesta a esos clamores, en tanto, los bosques y reservas naturales son consumidas por el fuego.

Ayer, la voluntaria bombero Kely Tejeda, quien también es activista por el 21F y candidata del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), encaró al ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, a quien clamó que declaren alerta nacional.

“Declaren alerta nacional por favor. La muerte de nuestro hermano no puede quedar así, le ruego por favor”, dijo Tejeda a Arce cuando ambos se preparaban para bajar del avión que los transportaba.

La voluntaria es miembro del grupo de rescate Ajayu, del cual también formó parte Pablo Suárez, joven bombero que falleció la pasada semana por un paro cardiaco fulminante, luego de haber realizado tareas de sofocación del incendio en la comunidad Palestina.

De forma paralela, ayer, la Gobernación cruceña volvió a ratificar el pedido de declaratoria de desastre nacional. El secretario de Seguridad Ciudadana de la Gobernación (COED), Enrique Bruno, dijo que han sido rebasados en la capacidad logística.

“Estos hechos, sin duda, afectan a todos los bolivianos. Son varios meses que venimos combatiendo los incendios en la Chiquitanía y aún no hay pronóstico de lluvia, y no sé qué espera el Ministerio de Defensa para la declaratoria de desastre. Esta situación no se puede tolerar, hemos sido rebasados en la capacidad logística (…). Necesitamos apoyo internacional por la magnitud de este desastre”, manifestó.

Ayer los funcionarios de la Gobernación cruceña rindieron honores a los cuerpos de los tres bomberos fallecidos y se declaró duelo departamental de tres días.

Bruno informó que el cuerpo de José Elmar Roca fue trasladado a San Ignacio de Velasco, por decisión de la familia, mientras que los restos de Renso Enrique Flores y Dylan Alberto Vega son velados en el salón Las Misiones de la capital cruceña.

NEGATIVA

En la ciudad de La Paz, el canciller Diego Pary volvió a negar la posibilidad de que el Gobierno declare desastre nacional y dijo que el Estado “tiene toda la capacidad para poder atender, para responder tanto económica, como técnica y con recursos humanos” a la emergencia de la Chiquitanía.

Pary dijo que en febrero ya se declaró emergencia nacional y con ello se movilizaron recursos económicos que hasta la fecha llegan a los 15 millones de dólares para la atención de la Chiquitania, “mucho más que la cooperación internacional”.

El canciller calificó de políticos los pedidos de declaratoria de desastre y remarcó que activar esa figura sería “entregarle, poco más, la administración del país a un organismo extranjero”.

Para el Gobierno central, el incendio de la Chiquitania está a punto de controlarse por la disminución de los focos de calor.

FOTO

CRÉDITOS RADIO SAN JOSÉ

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD