DEPORTES    

El Ajax destrona a Cristiano Ronaldo

El fútbol de los “hijos de Johan Cruyff” se impuso al favoritismo de los italianos que en su propio estadio y ante su gente, fueron rebasados por el juego contundente holandés.



El Ajax, con otra obra maestra de fútbol, técnica y organización, triunfó por 1-2 ayer martes en el campo del Juventus de Turín y volverá a jugar una semifinal de la Liga de Campeones 22 años después, pese a recibir un gol del portugués Cristiano Ronaldo, que fue destronado tras tres años consecutivos como rey de Europa.

CR7 adelantó al Juventus a la media hora con otra prueba de su contundencia ofensiva, pero el fútbol del Ajax terminó premiado por los goles de los holandeses Donny Van De Beek y de Matthijs De Ligt y regaló a los “hijos” de Johan Cruyff otra proeza como visitante, tras el 1-4 logrado en octavos contra el Real Madrid en el Santiago Bernabeu.

Tras el 1-2 de De Ligt el Ajax se agigantó en Turín, brilló impulsado por el serbio Dusan Tadic, el marroquí Hakim Ziyech y el brasileño David Neres e hizo méritos para irse del Juventus Stadium con un resultado mucho más abultado.

Fue una fiesta para los hombres del técnico holandés Erik Ten Hag, que no llegaban tan lejos en la Copa de Europa desde el curso 1996-1997. Su sueño europeo sigue, tras imponerse a dos colosos como el Real Madrid y el Juventus.

Tras sufrir mucho ante las rápidas combinaciones del Ajax en Amsterdam, Allegri pidió a su equipo presionar con intensidad y apostó por el argentino Paulo Dybala de titular, al que colocó constantemente en la posición del holandés Frenkie De Jong, para dificultar su salida de balón.

También el bosnio Miralem Pjanic avanzó mucho su posición en fase de presión y el Juventus marcó su territorio en la fase inicial ante un Ajax que tardó más de veinte minutos antes de empezar a sacudirse y que, además, perdió al marroquí Noussair Mazraoui tras apenas 7 minutos por lesión.

Y es que, cuando poco a poco el cuadro holandés iba ganando metros, apareció la “bestia negra” Cristiano. En un saque de esquina lanzado por Pjanic, CR7 se liberó de Matthijs De Ligt y fulminó al meta André Onana de cabeza. Lo celebró con convicción el luso, auténtica pesadilla de los holandeses.

EFE

MÁS TITULARES DE DEPORTES