DEPORTES    

TOCANDO FONDO

Vía libre para los naturalizados



Los últimos acontecimientos políticos que dejaron a nuestro país un mes sin fútbol profesional, fueron las consecuencias de la resistencia del anterior gobierno de cumplir con lo dispuesto por la Constitución Política del Estado que, de manera similar ocurría con la Federación Boliviana de Fútbol de incumplir con la Carta Magna al no permitir que los jugadores naturalizados sean considerados bolivianos como debían y no solamente para vestir la camiseta de la selección nacional y no así cuando jugaban por su club manteniendo su calidad de extranjero, cometiéndose una aberración jurídica sin fundamentación legal alguna durante muchos años, simplemente por el comentario de que nos llenaríamos de naturalizados y que nada raro sería que en algún momento el equipo entero estaría conformado por ellos para vergüenza de nuestro fútbol que no tiene divisiones inferiores para promocionar valores a la división profesional.

Es bueno para la ilustración del amable lector que los artículos 142 y 143 de la Constitución Política del Estado establecen que podrán adquirir la nacionalidad boliviana por naturalización las extranjeras y los extranjeros en situación legal, con más de tres años de residencia ininterrumpida en el país bajo supervisión del Estado, que manifiestan expresamente su voluntad de obtener la nacionalidad boliviana y cumplan los requisitos establecidos por Ley.

El tiempo de residencia se reducirá a dos años en el caso de extranjeras y extranjeros que tengan cónyuge boliviana o boliviano, hijas bolivianas o bolivianos o padres sustitutos bolivianos. Las ciudadanas extranjeras o los ciudadanos extranjeros que adquiera la ciudadanía por matrimonio con ciudadanas bolivianas o ciudadanos bolivianos no perderán en caso de viudez o divorcio. También se reducirá a los que presten el Servicio Militar a la edad requerida, lo propio que por su servicio al país y por convenios a título de reciprocidad con otros Estados. Es bueno señalar que los ciudadanos bolivianos o extranjeros al momento de nacionalizarse indistintamente no pierden su nacionalidad de origen.

Ahora bien, abocándonos al fútbol señalaremos que la FIFA no respeta las Constituciones de los países afiliados a ese ente que tienen diferentes plazos para otorgar la naturalización que se tramita, disponiendo CINCO AÑOS de permanencia ininterrumpida del jugador en un país para poder ser habilitado en su selección, situación que no cumplimos en las pasadas Eliminatorias para el Mundial efectuado en el Brasil incorporando al jugador paraguayo Cabrera en nuestro equipo, pese haber sido naturalizado bajo nuestras normas legales, con la perdida de los puntos frente a Perú y Chile sin que hasta la fecha se haya sancionado con castigo de por vida a los dirigentes que en algunos aún se encuentra en plena actividad directriz.

En síntesis, simplemente con lo dispuesto por la F.B.F. se está acatando lo sancionado por nuestra Carta Magna y que sirva de alerta para nuestros clubes en fomentar las divisiones inferiores y de esa manera evitar recurrir a la naturalización de jugadores con costos muy por encima de nuestra realidad económica y en franco detrimento de la juventud postergada.

Dr. Edgar Linares Mariscal,

fundador y ex asesor legal de Fabol

MÁS TITULARES DE DEPORTES