METRO CUADRADO    

Murales que motivan la autoestima y el turismo

Las viviendas se dividen en formas geométricas y cada una tiene un diseño exclusivo de pinturas y normalmente las partes que se pintan de colores están cerca de las puertas y ventanas, para que los vecinos puedan repintarlas mantener fácilmente el diseño, cuando sea necesario.



Los artistas dominan los colores y juegan con combinaciones que permiten darle una buena imagen las construcciones, pues ya lo vimos con los Barrios de Verdad del municipio que se construyen en las laderas de la ciudad de La Paz y con mucho éxito en infraestructura, ya que varias familias se benefician a lo largo de estos años en distintas zonas de la ciudad.

Efectivamente los colores e imágenes llenan “espacios muertos” en las edificaciones, además relievan construcciones sencillas, especialmente cuando se trata de un conjunto de elementos como el caso mencionado.

Estas iniciativas, ahora son replicadas mediante un concurso, que para esta primera experiencia ganó el barrio de Alto Chullahuma (Alto Tejar) la misma se puede verificar cuando sube a la ciudad de El Alto, por el teleférico rojo, pues antes de llegar a la autopista, por debajo de esta, se hace visible el barrio y está en pleno revoque de fachadas y pintado de las fachadas, paredes, calles, barandas en medio de callejones.

Es más fácil llegar por debajo que por encima, la subida la puede hacer por El Tejar, aunque los vehículos simplemente suben hasta cierto lugar y de ahí tiene que seguir trepando a pie, no existe otra alternativa y bien lo saben las más de 150 familias que viven en el barrio, que de repente se vieron premiados con las obras y en plena ejecución

La pintura de colores se ha convertido en una buena arma para devolverle la autoestima a las personas como en los Barrios de Verdad, siendo el ejemplo más cercano en La Paz.

Al igual que los cholet reflejan el humor del dueño de casa o expresan el criterio de vida de los habitantes, muy asociado al aguayo de mi tierra.

Estas comunidades marginadas, ahora son tomadas en cuenta para que se luzcan con mejoras en su infraestructura, sobre la msma base de construcción que existe, algo de pintura de colores y diseños vistosos que en el conjunto generan un “espejismo” visual que llama la atención, pero le dan un valor significativo a la infraestructura del sector.

Es uno de esos proyectos en convertir un barrio marginal en un mural gigante de colores vivos, hasta el punto de que sea visible a la distancia o de cualquier lugar de la ciudad.

Las viviendas se dividen en formas geométricas y cada una tiene un diseño exclusivo de pinturas y normalmente las partes que se pintan de colores están cerca de las puertas y ventanas, para que los vecinos puedan repintarlas mantener fácilmente el diseño, cuando sea necesario.

SON REPLICAS

Estos murales gigantes de ciudad, llamados así por los artistas o pintores, pretenden darle una identidad a un barrio pobre, conflictivo, con problemas de organización u otros.

Ya el 2005, los artistas holandeses Jeroen Koolhaas y Dre Urhahn crearon arte comunitario, pintando barrios enteros e involucrando a la gente que vive en ellos (desde las favelas de Río de Janeiro a las calles del norte de Filadelfia”.

La favela de Santa Marta es uno de los principales hitos turísticos de Río de Janeiro y los visitantes relievan esa imagen.

EN MÉXICO

Por el 2015, en ciudad de México, pintaron el mayor mural de México pintado sobre las casas de un barrio con la intención de erradicar la violencia a diferencia de Chullahuma “cubrir o mejorar” la pobreza. El mayor mural de México se hizo, usando como lienzo todas las casas del barrio, gracias a esa enorme obra artística, la violencia en la colonia de la capital del estado mexicano de Hidalgo, Pachuca se erradicó, algo que buscaban los artistas y el Gobierno que los invitó a hacer el mural.

Los artistas y constructores estiman que el cambio del ambiente en la comunidad o barrio se produjo a raíz de las obras realizadas. Las mejoras de vistosidad y urbanismo direccionaron la actitud de las personas.

CHULLAHUMA

Tomasa Gutiérrez Choque, presidente de la zona de Alto Chullahuma, es una de las dirigentes impulsoras de las obras en el barrio junto a otros dirigentes y vecinos de la comunidad, que ahora ven mejorar la imagen de su barrio; calles, casas, callejones de la ladera e internamente se encargan los dueños de casa.

“Ganamos un concurso de Mi barrio y Hogar y nos presentamos para que las autoridades puedan elegir y mejoren el barrio, en poco tiempo ganamos. Aprobaron los diseños y están ahora en ejecución, pues nos mostraron ejemplos, como de las favelas de Brasil.

GANARON EL CONCURSO

Relata que luego se reunieron entre los vecinos para proponer estas mejoras del barrio “Mediante campanazo de alerta la gente vino y los profesionales presentaron el diseño y había la posibilidad de ganar el concurso por un valor de 5 millones de bolivianos”.

El barrio, ubicado en ladera Oeste de la ciudad de La Paz, virtualmente es una caída del cerro y que al desprenderse del cerro que colinda con la autopista quedó en forma de un triángulo, visto a la distancia. Pero claramente puede advertirse que fue parte de un peñón del cerro y los habitantes se asentaron para construir sus viviendas, en medio de gradas, callejones, calles y jardineras y una pendiente empinada, donde las casas esta colocadas como un rasti, en espacios pequeños con viviendas sencillas y construidas en algunos casos por los mismos vecinos. “Para llegar a esta construcción hemos tenido que trasladar arena, cemento, les brindamos agua, luz para que suelden las barandas. No ingresa el transporte público a la zona, pues lo más próximo es la avenida Segundo Bascones y de ahí los habitantes deben subir a pie hasta sus viviendas “Por eso estamos bien “piernuditas”, atina a decir la entrevistada.

INAUGURACIÓN

La empresa encargada de las obras, pretende entregar los trabajos concluidos en el mes de junio, donde se benefician más de 150 familias, pero que está creciendo, pues muchos hogares ya tienen hijos mayores y estos también conformaron otras familias “antes éramos pocos”.

De a poco también estamos transformando nuestro barrio, porque la empresa que se adjudicó las obras: mejoramiento de las viviendas, revocado de las fachadas, pintado y la mejora de las vías que en todo caso son más para los vecinos, niños, jóvenes y mayores que todos los días tienen que trepar las pendientes del barrio de Alto Tejar o mejor Alto Chullahuma (vertiente de agua).

REGULARIZACIÓN

“Nuestra necesidad nos obligó a hacer crecer la casita, pues me imagino que los vecinos deben tener autorización para construir, pero muchos no tenemos. Ahora y una vez que se concluya de construirse, comenzaremos a trabajar con el municipio para que nos hagan la planimetría y luego el catastro para que las viviendas sean legales y recién presentar a la gente los buenos miradores a la ciudad que tenemos desde las mismas casas o sino de las calles, gradas o callejones”, sostiene.

VISTAS PANORÁMICAS

Mientras uno sube al sector más alto del barrio de Chullahuma las vistas se abren más para observar el total de la ciudad paceña, aunque son evidentes las pendientes a los costados, porque en realidad el barrio es algo parecido a un cono.

“No podrán ingresar los vehículos, pero subimos y bajamos a pie y creo que el barrio lo podemos convertir en turístico con una buena culinaria y miradores atractivos, espero que nos alcance el tiempo”, finalizó la dirigente.

MÁS TITULARES DE METRO CUADRADO