OPINIÓN    

Corrupción que se expande

Aldo Luna



Uno de los males que está destruyendo al país es la corrupción, que se expande en muchos niveles de nuestra sociedad. Por el ansía de obtener dinero con facilidad aparecen nuevos ricos, que gozan de numerosos privilegios, mientras que los sectores pobres carecen de trabajo y medios para sobrevivir.

En tal sentido, la reciente noticia sobre que cinco militares han sido denunciados por autoridades aduaneras de Oruro, en noviembre del pasado año, por hacer pasar 18 camiones con mercadería de contrabando, ha causado sorpresa en la opinión pública. El caso fue puesto en manos de la justicia civil, a fin de evitar que los autores del delito se escuden en la justicia militar aduciendo que el hecho se produjo fuera de los recintos militares.

Por ello preocupa a la ciudadanía que la corrupción haya llegado a instituciones como la militar. Recordemos que las Fuerzas Armadas, de acuerdo con la Constitución Política del Estado, tienen como función principal la vigilancia y resguardo de fronteras y territorio nacional. Los componentes de las tres fuerzas militares tienen funciones establecidas. Al no haber una política armamentista, porque Bolivia es un país pacífico -así se lo considera en la Organización de Naciones Unidas- los integrantes de la institución armada tienen número limitado.

En cambio nuestro vecino, Chile, está en permanente armamentismo, porque tiene adversarios potenciales, como Argentina, Perú y Bolivia, con los que ha tenido o tiene conflictos. Con la Argentina, durante la guerra con Gran Bretaña por las Malvinas, la Fuerza Aérea Argentina perdió 55 pilotos al enfrentar a la poderosa y moderna Fuerza Naval Inglesa. Fue una hazaña de la aviación argentina, porque enfrentó a la tercera potencia naval del mundo. La enemistad argentina con Chile surge porque en territorio chileno se proporcionó combustible y apoyo logístico a los aviones ingleses. Esta acción colaboracionista se dio en 1982, cuando se produjo el conflicto bélico, según informaciones de prensa.

Con el Perú, Chile tiene recelo porque durante la Guerra del Pacífico hubo acciones que son muy difíciles de olvidar, como la entrada del ejército chileno a Lima, donde cometió atropellos la soldadesca invasora.

En cuanto a la relación con Bolivia, la demanda de salida al mar por territorio marítimo que fue usurpado en 1879 es inalterable, a pesar del fallo negativo que dio la Corte Internacional de Justicia con sede en La Haya, que rechazó el pedido boliviano para que Chile comience a negociar una solución para nuestro problema marítimo.

El autor es Profesor Emérito UMSA.

MÁS TITULARES DE OPINIÓN